Mejores Militares – Semifinales de Antigua

Antigua2

Comienza lo bueno, llega la hora de los más grandes, y nos toca decidir. Atentos porque hay un cierto cambio de formato, buscando extender el plazo sin que esto se alargue excesivamente. Cada una de las cuatro rondas de semifinales durará dos semanas, la primera sólo de debate y la segunda de debate y votación; pero se encadenarán, de modo que la segunda semana se Antigua será la primera de Medieval y así sucesivamente. De este modo damos más tiempo a las rondas de mayor interés y evitamos que esto esté muy parado en las de menos.

Y para empezar, como no, vamos con los cuatro grandes de Antigua: Cayo Julio César (Roma, 100 a.C. – Roma, 44 a. C.), Primer cabeza de serie, que lleva un resultado de 12-1 y que eliminó anteriormente a Agripa y Pirro. Julio César Claudiano “Germánico” (Roma, 15 a.C. – Antioquía, 19 d.C.), que no estuvo entre los 8 cabezas de serie, pero que lleva una estadística de 12-0 y pasó por encima de Milcíades y Leónidas. Aníbal Barca (Cartago, 247 a.C. – Bitinia, 183 a.C.), tercer cabeza de serie, con unos números hasta ahora de 13-0 y que dejó fuera a Mario y a Trajano. Alejandro III de Macedonia “Magno” (Pella, 356 a.C. – Babilonia, 323. a.C), segundo cabeza de serie, con un 10-3 hasta el momento, y que apeó del torneo a Epaminondas y Sila. La elección de los dos finalistas depende de vosotros…

Anuncios
Categorías: Historia, Sección de asalto | 36 comentarios

Navegador de artículos

36 pensamientos en “Mejores Militares – Semifinales de Antigua

  1. Amorín

    EL ÚLTIMO DÍA PARA VOTAR EN ESTA RONDA SERÁ EL DOMINGO 6 DE ABRIL

    Supongo Scipio, que tendrás algo que decir respecto al año de nacimiento de César. Si crees que otra fecha es más acertada, házmelo saber…

  2. icscipio

    Es el 100 a. C. Y, como sospechaba, la muerte de Aníbal es posterior a la derrota de Antíoco de Siria, ya que se refugió en la Bitinia de Prusias para darse muerte envenenándose en 183 a. C., el mismo año en que moriría el propio Escipión Africano. Por el resto, todo en orden.

  3. Amorín

    Editados ;)

  4. icscipio

    Bueno, ya que nadie empieza, y que Julio es un fantasma en este blog (aparece y desaparece), me toca empezar diciendo que Alejandro no era mas que un m*r*c*n y que… un momento, ya oigo en la lontanaza un grito de ¡ESTOY HASTA LOS COJONES DE QUE SE DIGA QUE LOS GRIEGOS ERAN UNOS MARICONES! ¡LO QUE PASA ES QUE NO TENÉIS NI PUTA IDEA DE SEXUALIDAD HELENA! Ni falta que hace, la verdad. Como iba diciendo, en este cruce sí que hay chicha y, desde luego, se juntan cuatro grandes militares del periodo antiguo, cada uno con una manera de ver la guerra completamente diferente y un modo de llevarla a cabo igualmente divergente. Sinceramente creo que César es superior a todos ellos y, quien me conozca, sabrá que si por algo me caracterizo es por no ser un loco cesariano (Como el pseudo-historiador Lago, que te hace una monografía de lo más freack leyéndose la Guerra de las Galias y cuatro libros habitualmente desfasados -http://www.historialago.com/-. Lo jodido es que ya lleva varias, entre ellas una de Alejandro y otra de Cartago… En fin, otra versión cutre de Cesarovidalopiomosismo new age). Sin embargo, aunque no sea exactamente lo que aquí se juzga, César es probablemente una de las figuras históricas que mejor representa la íntima relación entre guerra y política, un elemento, por lo demás, bastante característico del arte de la guerra romano. Resulta paradójico que el menos “militar” de los cuatro que han llegado a semifinales presenta la más depurada visión de los asuntos bélicos. Como antiguamente (aunque no tan antiguamente) se decía de Manuel Fraga (ponedme un muiñeira, que me la he ganado), César tenía “un estado en la cabeza” y ese estado, desde luego, pasaba por un ejército cuya inclusión en la vida política romana había venido consolidándose al menos netamente desde las acciones de Mario, sino mucho antes. Con ello, César no creo el ejército que le habría de dar el poder, pero sí lo perfeccionó y usó de un modo que superaba a todos los grandes caudillos romanos precedentes y a gran parte de los que vinieron tras él. Desde luego no inventó el asedio, pero su planteamiento en Alesia supera al cerco de Numancia por Escipión; tampoco las cohortes, pero supo darles una verdadera función táctica independientemente de la legión; no inventó el armamento legionario, pero lo perfeccionó en algunos de sus puntos clave; tampoco fue el primero en reclutar caballería e infantería auxiliar, pero les dio una verdadera función táctica en el seno de un ejército complejo en campaña; finalmente, no creó al legionario, pero sí al legionario adicto al poder y ciego de fe en su comandante. El Estado Imperial romano deriva, en buena medida, del planteamiento cesariano. De sus batallas (Alesia, Lérida, Farsalia, Alejandría, Munda), podríamos hablar durante años, de sus errores (Gergovia, Dyrrahium) igualmente. Sin embargo, la virtud que destacaría por encima de todas es su capacidad de anticipación, la velocidad con la que juzgaba, en la arena política o en la guerra, a sus adversarios para asestarle, siempre oportuno, el debido golpe de gracia.

    Creo que sobre Germánico he hablado en el cruce anterior, para mi supone, en algún modo, la perfección de un modo de hacer la guerra que nace con César, pero su muerte temprana y el hecho de que salga de partida “con todo hecho”, le restan puntos. No sabemos que Germánico pudo llegar a ser, pero el que fue, aún impresionante, no fue magnífico (y, sin embargo, sí que es uno de mis personajes históricos favoritos…).

    Qué decir de los otros dos. No eran romanos, y eso indudablemente les resta muchos puntos, de hecho, en esta ronda pasarán César y Germánico en un hito exceptional en la historia de este torneo.












    ¬¬
    De acuerdo. No soy anti-alejandrino (aunque lo pueda parecer) y de hecho elegí estudiar historia antigua leyendo sus biografías (luego se me pasó), pero siempre me ha parecido un personaje caprichoso, impulsivo, ensoñador y el halo de tragedia que envuelve su muerte prematura ha contribuido a sobrevalorar a una figura cuya importancia creo que sea más un accidente que una voluntad. No voy a entrar a juzgar los argumentos de siempre porque el turno de la exposición y defensa del personaje debe anteceder al del ataque, por ello, espero por el experto.

    En cuanto a Aníbal, e´l se lo guisó y él se lo comió. Todo, desde el ejército hasta el plan de ataque, pasó por su mente. Es uno de los personajes históricos más controvertidos que existen, en buena medida por los pocos datos que de él tenemos. Individualista en el combate, solitario en la victoria, abandonado por todos en la política, contaba con el handicap de que sólo él creía en sí mismo y en sus posibilidades y nunca tuvo en la guerra el apoyo que necesitaba de los suyos o, tal vez, nadie podía seguir la velocidad de su mente genial. En su defensa decir que fue derrotado no por un hombre (Escipión, quien siempre aprendió de él) sino por la más fuerte voluntad de un pueblo y su capacidad de sacrificio para poner nuevos recursos en el escenario de guerra (Para llegar a Roma, hubo de vencer a tres ejércitos romanos: Tesino, Trebia, Trasimeno y Cannae; Escipión sólo hubo de vencer en Zama para tener paso franco hacia Cartago). Por ello, por sobreponerse con su genio y previsión a las dificultades propias de no contar con el mejor de los escenarios políticos para una guerra, poniendo en serias dificultades a los romanos (parte de la aristocracia pensaba ya en la defección), por no tener nada a su favor nunca, por (o pese a) conocer a su enemigo mejor que a sus compatriotas. Aníbal es el coloso de este cruce.

  5. icscipio

    Joder, pues sí que está movido esto… No os apelotonéis, por dios, que el debate no lo merece, eh? No os estreséis debatiendo, que luego mejor nos juntamos todos para el de medieval que viene de un movido que te cagas por la pata abajo, no te jode… Traidores, infames, os calláis como putas que sólo gimen y no hablan… Malditos, si al final será como yo diga, que pasarán los que me salgan a mi del orto.

  6. perceval_dvg

    Qué nos está pasando???
    La verdad es que Icscipio tiene razón! Un debate tan apasionante y no estamos diciendo ni mu. Pero si se está decidiendo la Finalísima de Antigua!!!!

    Bueno, yo no me considero un “experto” de Alejandro, pero sí un fiel hetaíros Alexándrou, así que tendré que hacer una pequeña defensa (si bien es claramente deudora de los comentarios de los Cuartos).

    Lo primero de todo, con respecto a la táctica hoplítica macedónica, estoy harto de oir que Alejandro lo único que hizo fue heredar un ejército. Toma! Y Germánico “que sale de partida con todo hecho, lo que le resta puntos” (en palabras de Icscipio). Para mi eso NO resta puntos. Cierto es que ser el gestor de una nueva concepción estratégica es muy grandioso, y pocos son los que pueden fardar de ello (vid. el Gran Capitán con sus Tercios), y eso sí suma puntos, pero, insisto, POCOS pueden vanagloriarse de eso. Y si nos ponemos puros, tampoco César crea el ejército romano, y lo sabes, Icscipio. Sí, sí, lo perfeciona, y de que manera…! Pero, ¿es que acaso Alejandro no perfecciona la falange hoplítica macedónica, haciéndola enfrentarse, no con la estructura hoplítica contra la que estaba concebido, sino con las múltiples realidades del Imperio de las Mil Naciones?
    Con respecto a la estrategia de batalla, como ya dijo en su momento PaLaFoX, “Alejandro va directamente a por el centro del ejército persa, donde se encontraba el rey, y si este huía, su ejército quedaba descabezado”, pero yo advertí que no podemos quedarnos simplemente en esto, sino que hay que analizar sus moviemientos hasta lograr que el centro del ejército “de 1000 naciones” quedara expuesto al peligro… Y en esto es donde hay que alabar la gran movilidad y versatilidad que tiene la falange macedónica (vid. ante los carros falcados, por ejemplo) y, sobre todo, “la presencia enorme y muy importante de caballería tanto para obligar al enemigo a alargar las líneas (Gaugamela) como para rodear al enemigo (Issos) o explotar las brechas abiertas por la falange (Granico, Gaugamela)” (Aquiles dixit).
    Alejandro le dio un peso decisivo a algo que hasta entonces no dejaba de ser una anécdota de la batalla: la caballería. Ésta fue en la Grecia Clásica una parte más de las tropas auxiliares cuya misión era hostigar a la falange o enfrentarse a los auxiliares del rival en los preliminares del principal combate, o rematar al rival cuando éste ya se batía en retirada. Pero en Alejandro, el papel determinante que las cargas de caballería tuvo en las batallas decisivas libradas en el transcurso de la campaña oriental, y también en Queronea, acabando con el Batallón Sagrado tebano, revela la importancia de este cuerpo selecto de tropas del que el propio Alejandro marchaba a la cabeza. (Y no me digais que Queronea fue como Crecy para Eduardo de Gales, sino que aquí el papel de Alejandro fue claramente fundamental para la victoria macedónica). Como dijeron Manfredi y Negrete, la falange era el “yunque” donde se ensartaban los enemigos, apremiados por el “martillo” de la caballería de los Compañeros.
    He aquí algo mucho más que brillante!!! Alejandro, aún sin estribos, se adelantó a su tiempo en casi 1300 años, concediendo un papel determinante a la caballería y a sus cargas (cargas que todavía perduraron hasta los principios de la Contemporaneidad, os recuerdo, y que tanto gustan a los gabachos tirafresas (no podía dejar de mentar a mis amigos XD XD). ¿Queríais innovación en Alejandro? Ahí la teneís. Anibal será un coloso, pero Alejandro es MAGNO…

    No me vengas con sentimentlismos, Icscipio, con el hombre “derrotado por la más fuerte voluntad de un pueblo” (y después hablas de mis idas de olla XD XD XD), ante Aquel a quien ni la muerte pudo derrotar, pues ganó su inmortalidad en los campos de batalla y en los corazones de sus hombres. Sólo perdió ante su enorme póthos, su deseo irracional e irrefrenable de sobrepasar todos los límites, tanto espaciales como personales. Su misión: encontrar nuevos mundos. Descubrir nuevas vidas y nuevas civilizaciones… Atreverse a ir a donde nadie ha llegado antes (XD XD)

  7. icscipio

    Cito:
    “Qué nos está pasando???”

    Pues que tú estabas en un congreso en filología, puta.

    Cito:
    “Y si nos ponemos puros, tampoco César crea el ejército romano”

    Depende de CUAL de ellos estemos hablando… pero creo que no es César el rival de Alejandro, cuando le llegue el turno ya se cagará, si pasa.

    Ahora vamos con las milnaciones de los cojones… Vamos a ver… no es por quitarle méritos ni mucho menos a Alejandro… antes bien es un acierto por su parte, pero hagamos una -históricamente hablando- inviable comparativa:

    1) Alejandro se va contra el centro de Darío. 2) Darío se acojona. 3) Las mil naciones de los cojones se marchan a su puta casa.

    1) Paulo y Varrón cargan contra el centro de Aníbal. 2) Aníbal se parte el culo. 3) Tenazas. 4) Aníbal se parte el culo.

    Por esta regla de tres, Aníbal se hubiese follao vivo a Alejandro, pero eso no es lo que quiero destacar, sino otro hecho: En ambos casos los comandantes victoriosos contaban con una ventaja fundamental: la anticipación con respecto al comportamiento de sus rivales, su conocimiento y habilidad táctica. Antes que servir como elemento para imponerse a Aníbal, lo único que demuestras es que: a) Ambos contaban con esa habilidad, ya sea por intuición o por estudio de sus rivales ; b) Más por viejo que por Diablo, Aníbal se hubiese follao a Alejandro.

    Por otro lado, no voy a caer en el hecho facilón de que “si Aníbal tuviese el ejército de Alejandro -en cuanto a fidelidad, organización y recursos-, otro gallo cantaría en el Mediterráneo Occidental”, pero es muy probable que sí. Aníbal no era rey, para empezar, lo que lo convierte, de acuerdo con mi parecer, en un comandante más limitado logísticamente hablando, pero mejor conocedor precisamente de los recursos conque contaba. En cualquier caso, destacar un hecho derivado de todo ello, sin caer en descalificaciones inútiles y comparaciones historicistas exageradas: a quién se enfrenta cada uno? Por un lado el Imperio (vaya prostitución del término, por otro lado) Persa y las mil Comunidades Autónomas de los huevos, por otro, la Roma de fines del III, con la Península itálica recién conquistada, parcialmente hostil, y con galos en las llanuras del Po. En nigún caso son sistemas políticos firmemente consolidados y en ambos casos se procede a una movilización masiva de recursos humanos y económicos, lo que inevitablemente provoca inestabilidad interna: en cada batalla no te juegas volver a plantar cara al enemigo, sino poder volver a casa y que siga en su sitio. El hecho fundamental es que por una alguna razón, digamos cultural, Roma no se desmorona, y Persia sí. Es más, en el caso de Roma, hablamos de tres frentes abiertos (Hispania, Sicilia, Italia) con derrotas sucesivas pero que se mantienen hasta lograr el desequilibrio en uno de ellos y arrastrar a los demás. La táctica de Aníbal vuelta contra él mismo. En el caso de Persia, ¿qué? Sólo hay un frente, y no son capaces de taparlo. Y eso que dentro de la formidable porrela de ejército conque contaban se encontraban, oh misterio!, miles de mercenarios griegos y comandantes occidentales. Para mi es una cuestión cultural, un modo de ver la vida y la guerra, la misma que aúpa al Imperio Aqueménida y provoca su caída. Si no fuese Alejandro, sinceramente, otro u otros habrían venido. Alejandro lo hace muy bien, pero señores, Persia no es nada, no al menos hasta que con los Sasánidas se crea un verdadero ejército profesional y empiezan a comprender como funciona eso de los asedios y la artillería. Hablamos de los siglos III-IV d. C.

    Ciertamente, más que la infantería, la gran innovación de Alejandro es el empleo del caballo como algo más un bicho para ir de paseo. ¿Y? Voy a emplear dos referentes: Aníbal y César, con el parece que hay algún complejo de inferioridad. A ver, Tesino es una batalla de caballería, en la que el conglomerado “multiautonómico” de Aníbal, DESPUES DE CRUZAR LOS ALPES, machacadito lo suyo, barre a 1000 jinetes -porque no eran más que eso- romanos. Por otro lado, Cannae funciona así: infantería pesada en los flancos, ligera en el centro. Los flancos aguantan la posición y el centro va cediendo espacio, pero no a propósito, sino forzados por la situación, lo que le da más realismo a la cosa (no es raro ver a un celta huir, por otro lado, aún lo hacen ahora los franceses). Perfecto. Siempre estimado y bienquerido Perceval de todos los Santos, ¿quién cojones cierra las pinzas? Oh! La caballería, que barre otra vez a caballería e infantería ligera romana y vuelve a sembrar el desconcierto y ayudar a la infantería pesada que se cierra más lentamente. Sólo se puede envolver cuando eliminas las alas romanas. Segundo, César es uno de los primeros comandantes romanos que hace hincapié en el empleo de los cuerpos de caballería organizados en “alae”, ya no como cuerpo auxiliar o de apoyo, sino como parte de su esquema táctico. Germanos, galos e hispanos participan en sus ejércitos activamente, son fundamentales en Alesia (de lo que a veces nos olvidamos) y sientan la base del empleo táctico de la caballería por parte del ejército romano imperial. Que no la veamos luciéndose no quiere decir que no se use o valore. Por supuesto, todo ello sin estribos, gracias a una silla de montar y unos arreos de origen céltico que magistralmente el ejército romano adopta, pero eso es otra historia.

    Para finalizar, digo: Aníbal fue derrotado por la voluntad de un pueblo, en efecto, y no lo digo yo, sino buena parte de los historiadores -serios- que han estudiado el tema. La clave del la victoria Romana es su superior organización social, la capacidad de bsorber impactos y movilizar recursos hasta la extenuación. Y eso que entonces ni tan siquiera era un Imperio. ¿Qué son los persas? Un vívido cuadro de patetismo bajo la bota de un mozo de cuadras, ya que tanto te gusta mi lirismo.

  8. Amorín

    Ante los dos alegatos que encabezan los comentarios, a poco podemos aspirar mis limitados conocimientos de Antigua y yo, pero aún a riesgo de quedar en evidencia ante la sabiduría de mis predecesores, voy a saltar al ruedo para hacer mis apuestas en esta ronda.

    Creo que el Aníbal – Alejandro es el más glorioso de cuantos duelos ha dado hasta ahora este torneo. Dos verdaderos colosos, dos titanes que demostraron una ambición y un talento difícilmente superable, dos hombres que cambiaron el mundo al frente de sus respectivos ejércitos. De este duelo saldrá el único contendiente que pueda suponer un escollo al imparable Julio César.

    Para empezar, tiene una gran relevancia el que la caída de Aníbal se produjese en el campo de batalla, mientras que la de Alejandro no. Naturalmente no voy a hacer historia contrafactual e imaginar lo que podía haber sido del macedonio si su vida resistiera un par de décadas más, pero lo que está claro es que sus méritos en tan poco tiempo son abrumadores, y no encontró rival en el campo de batalla. Ahora bien, pongo la mente a trabajar y me imagino a Aníbal derrotando persas en el siglo IV a.C. más fácilmente que a Alejandro entrando en Roma en el III a.C., no estoy minusvalorando con ello los rivales del griego, ni voy a usar el argumento de “la inquebrantable voluntad de un pueblo”, pero lo que sí está claro es que me parece de una entidad mucho mayor el enemigo contra el que se lanzó el cartaginés, y también más débil su punto de partida. Naturalmente, como indica perceval, eso no es algo que reste puntos, pero también dificulta sumarlos, y aunque sus mejoras fueron muy importantes, creo que lo de Aníbal es más meritorio, por ser su ejército mucho más irregular, inestable y difícil de controlar. Su capacidad para convertirse en líder de aquellos a los que mandaba es difícilmente comparable, lo mismo que el arrojo y valor con que se lanzó a una guerra de tal magnitud. Lo puede haber hecho mejor o peor como político, diplomático o a la hora de estructurar sus dominios, pero en el campo de batalla para mí es superior. No tengo dudas, tras votar al admirable Alejandro en dos rondas, que en esta ocasión mi voto es para Aníbal.

    Respecto a la otra ronda, bueno, tal vez Germánico no sea el cuarto mejor de la categoría, pero no cabe duda de que es un semifinalista más que digno, y aunque sus méritos no puedan competir con los de Julio César, nos ha dejado un par de aplastantes y merecidas victorias. Julio sigue sin tener un rival a su altura, y sigue haciendo valer un “Veni, vidi, vici” en cada ronda, pero tal vez eso cambie en la gran final… Mi voto es para Julio César.

  9. icscipio

    Cito:
    “lo que está claro es que sus méritos en tan poco tiempo son abrumadores, y no encontró rival en el campo de batalla”

    Esta aseveración se puede entender de dos maneras… que era muy grande, o que los demás eran muy pequeños XD…

    Cito:
    “Ahora bien, pongo la mente a trabajar y me imagino a Aníbal derrotando persas en el siglo IV a.C. más fácilmente que a Alejandro entrando en Roma en el III a.C.”

    Grande, Amorín.

    Cito:
    “Veni, vidi, vici”

    La primera persona en años que veo escribir esa frase correctamente… Hoy me has emocionado, muchacho.

    Por otro lado, aunque es claro qeu mis votos son para César y Aníbal, no me gustaría tener que rematar este debate sin la intervención de quien todos sabemos…

  10. Sempronio Graco

    ¡Hola a todos! Alentado por mi buen amigo Perceval, he decidido participar en las eliminatorias de Antigua, que es mi especialidad en la licenciatura, aunque yo poco he leído acerca de las tácticas aplicadas en batallas concretas y de guerra no soy un experto ni muchos menos. Espero que no haya problema en que me sume ahora a esto.
    Mis votos van para César, por un lado, y para Alejandro, por otro.
    En la primera eliminatoria no hay color. Yo tengo muy buen concepto de Germánico (¿eso de Julio Cesar Claudiano está bien?), habría sido un gran príncipe, pero como general no pasó de “correcto”. Me parece increíble que haya llegado hasta semifinales Germánico y no Agripa, Epaminondas, o Escipión el Africano, por ejemplo.
    De César, qué añadir a lo ya dicho: Es uno de los más grandes personajes de la Historia, por su polifacetismo: hábil orador, político de carisma, escritor de buen estilo, y brillante general, con capacidad de improvisación, valentía y sagacidad, a lo que hay que añadir una clemencia que es proverbial. Como general, baste señalar Alesia, Farsalia, Hispania… Pompeyo, su rival, a su lado era muy inferior (de hecho opino que Pompeyo sólo venció él a los piratas, pues a Mitrídates lo tenía casi derrotado Lúculo).
    En cuanto a la segunda eliminatoria, he de decir que me da pena que quede fuera Aníbal, pero estoy totalmente de acuerdo con Perceval respecto a la genialidad de Alejandro (/así que suscribo sus palabras). Sí quiero decir, sin embargo, que no me parece peor rival Roma que el Imperio Aqueménida. En el siglo III a. C Roma todavía no era una potencia de entidad (es decir, a nivel mediterráneo); lo será a partir de la derrota de Cartago. Antes sólo había logrado cierta hegemonía en la península Itálica, y digo cierta porque ciudades aliadas como Capua no dudaron en aliarse con Aníbal en cuanto pudieron, y al norte del Po aún no había una presencia romana relevante. Si perdió Aníbal fue porque “le hicieron la cama” desde Cartago, al no enviarle los efectivos militares que necesitaba y porque Aníbal, como le dijo uno de sus lugartenientes “Sabes vencer, pero no aprovechar la victoria”: Aníbal, en mi opinión, no quería destruir Roma, sólo darle una lección, humillarla y reducirla a sumínima expresión por mucho tiempo. Además, quiero recordar que en el último encuentro que mantuvieron Aníbal y Escipión, en Asia, antes del suicidio del cartaginés (episodio seguramente apócrifo, pero que deja entrever una visión muy propia del momento), al preguntarle Escipión quiénes eran para él los tres mejores generales de la Historia, Aníbal respondió: Primero, Alejandro; después, Pirro;y en tercer lugar, yo. Picado, Escipión le contestó: ¿Y si tú llegas a vencerme?. Entonces habría dicho que yo soy el mejor general de la Historia, repondió Aníbal.

  11. icscipio

    Cito:
    “(¿eso de Julio Cesar Claudiano está bien?)”

    Sí, no estoy seguro, pero creo que corresponde a su proclamación como César en tiempos de Tiberio. Por aquel entonces cambiaban de nombres más que de ropa…

    Cito:

    “Me parece increíble que haya llegado hasta semifinales Germánico y no Agripa, Epaminondas, o Escipión el Africano, por ejemplo”

    Problemas del sistema de cruces, pero el Africano está muy mitificado, aunque ese es otro debate…

    Cito:

    “Pompeyo, su rival, a su lado era muy inferior (de hecho opino que Pompeyo sólo venció él a los piratas, pues a Mitrídates lo tenía casi derrotado Lúculo).”




    Dos datos: ¿qué hubiese pasado si la caballería del flanco izquierdo pompeyano no se hubiese replegado sobre su propia infantería, desequilibrando la línea en Farsalia? ¿Qué hubiese sido de César en la Galia sin legados como Quinto Cicerón? Cuidado con los mitos…

    Cito:
    “Sí quiero decir, sin embargo, que no me parece peor rival Roma que el Imperio Aqueménida. […] Si perdió Aníbal fue porque “le hicieron la cama” desde Cartago, al no enviarle los efectivos militares que necesitaba ”

    Vamos a ver, tal vez no le “enviaron los efectivos que necesitaba” en parte también porque un tal Marcelo les estaba dando pal pelo en Sicilia, impidiendo el cierre del cerco a Roma. O tal vez no le llegaron porque los romanos restituyeron el frente hispánico e impidieron la llegada de nuevas tropas a través de los Alpes. Y eso a pesar de tener a mbuena parte de las ciudades itálicas en contra y los galos y ligures tocando los huevos al norte. Creo que no hay color entre un rival y otro, y, por otro lado, el genio puede perder delante del oficio, y eso es lo que era el Africano, un muy buen alumno que adoptó buena parte de las tácticas de Aníbal al ejército romano. Si Alejandro ganó, frente a una potencia como la Persia del momento (recursos humanos, económicos…) es en buena parte (sin negar su genialidad) por la escasa entidad del sistema político persa, incapaz de controlar esos recursos (inestabilidad interna) y ofrecer una respuesta válida a agresiones externas de poca entidad, puesto que hablamos, en el mejor de los casos de 50000 macedonios en territorio enemigo. Creo que tu argumento se vuelve un poco en tu contra.

    Bueno, después de dar cañita… bienvenido. Esto es así siempre XD

  12. Amorín

    “Me parece increíble que haya llegado hasta semifinales Germánico y no Agripa, Epaminondas, o Escipión el Africano, por ejemplo”

    Oh, la culpa de eso la tuvo un absolutamente incomprensible 4º puesto de Leónidas en la fase previa, que le convirtió en el 4º cabeza de serie´, mientras Germánico tuvo la suerte de caer justo en esa parte del cuadro. Problemas del sistema de cruce y también de los votantes XD

  13. icscipio

    Exacto

  14. perceval_dvg

    Bienvenido Sempronio Graco! Después de tantos debates en el departamento, me alegra verte por fin escribiendo por aquí, aunque, como puedes ver, estamos ante un hostil paraje para los “Compañeros” de Alejandro.
    En segundo lugar, quiero agradecer a Icscipio nuevamente sus lecciones sobre Historia Militar; suponía que, cuando hablaba de la importancia que Alejandro concedía a la caballería me ibas a salir con Cannae, pero ¿¡Tesino!? Ahí me dejaste apabullado!!!
    Eché, sin embargo, de menos en estas dos semanas, las colaboraciones siempre acertadas de Sejrazo, Palafox (aunque leyendo sus post de 1/4’s sabemos de su admiración por Anibal y de su oposición a Alex, frente a Epaminondas), y sobre todo de Aquiles, mi gran aliado en la defensa de Alex.

    Con respecto a las votaciones, qué decir? Julio sigue pasando de ronda sin despeinarse. Ya hemos hablado largo y tendido a lo largo de las rondas de Germánico, militar completo, excelente estatega y táctico, pero como siempre pasa con los rivales de César, éste los hace parecer pequeños. No pude resistirme esta vez a poner unas palabras de Montesquieu con respecto a César: “Este hombre extraordinario poseía tantas virtudes, y ni un solo defecto pese a sus nomerosos vicios, que habría sido harto difícil que, fuera cual fuese su ejército, no hubiera sido un vencedor, y que, sin importar la República donde nació, no hubiera terminado gobernándola” (Consideraciones sobre las causas de la grandeza de los romanos y su decadencia, cap. XI). Y me gusta esta cita pues combina estas dos vertientes de las que nos hablaba Icscipio al principio de la ronda: el de gran militar y mejor estadista. Mi voto es, pues, para Julio.

    Respecto a Anibal – Alejandro, me cuesta mucho decidirme, sobre todo por las aceradas y acertadas réplicas de Icscipio ante las defensas que se han hecho de Alejandro. Lo primero de todo es darle un poquito de dignidar al Imperio Persa, que ha sido víctima de graves críticas, recurriendo para eso a palabras de Aquiles en rondas pasadas: “Hay que recordar que los persas no eran los mantas que invadieron Grecia en el siglo V, pues muchas de sus tropas habían adoptado armamento griego o de inspiración griega, y de hecho unos 20000 hoplitas mercenarios lucharon del lado persa en Isos y Gránico.” Con todo, yo también me imagino a Aníbal derrotando a los persas en el IV a. C., pero, con mucho más fundamento me imagino a Alejandro entrando en Roma… En parte, gracias a la magnífica novela de historia-ficción de Javier Negrete “Alejandro y las Águilas de Roma”.


    Chicos, lo siento, voy a perder el tren, así que tengo que dejar este post a medias. Mi voto, en esta ronda, se debate entre la cabeza (Empate y abstención) y el corazón (Alexandros kai Nike!!!!), Espero que mañana a primera hora todavía no la hayais cerrado, y pueda hacer un post digno y votar como se merecen… Lo siento!!!

  15. PaLaFoX

    Primero, quiero dar la bienvenida a Sempronio Graco. Segundo, quiero agradecer a Perceval eso de que me tenga en alta estima hablando de estos temas (de los cuales sé poco) a pesar de que siempre ataque al pobre Alejandro, cosa que no puedo remediar XD. En tercer lugar quiero advertir Josef que ya he puesto la pertinente denuncia contra él por amenazarme para que participara en el debate de antigua, jajaja.
    La verdad es que tampoco he tenido mucho tiempo para postear, y sinceramente, creo que tampoco habría tenido mucho que decir. De los cuatro, al que mejor conozco (suelo tomar alago de vez en cuando con él….) es a Aníbal, pero más o menos puse todos los alegatos que se pueden poner sobre este personaje en la ronda anterior de Antigua.
    Del primer cruce poco voy a decir. De los cuatro al que menos conozco es a Germánico, y los conocimientos que tengo son de vuestos post. Pero desde luego, por muy buen militar que fuera, se enfrenta a Julio César, así que creo que poco se puede debatir, y de hecho no lo voy a hacer.

    De los protagonistas del segundo cruce es de los que más conocimientos tengo, y desde luego, Perceval ya sabe bien a quien voy defender, a Alejandro (no, es coña).
    Sigo diciendo lo que he comentado en otras ocasiones. No voy a negar la genialidad de Alejandro, uno de los más grandes militares de época antigua, e incluso de toda la historia de la humanidad, diría yo. De sus aspectos militares ya no voy a hablar, pues poco puedo hacer para convencer a nadie a estas alturas, y además creo que ya se ha dicho bastante. Pero si que voy a volver a sacar por enésima vez esa opinión mía, y que hasta ahora poco ha funcionado. Alejandro Magno ha sido muy sobrevalorado. Su gran gesta, las grandes extensiones de territorio que logró conquistar de forma aparentemente muy fácil, y el mito romántico que se le ha dado gracias a su temprana muerte creo que ha logrado en muchas ocasiones a obnuvilar la mente de la gente e historiadores desde el mismo momento de su fallecimiento. No sería la primera vez que se haya magnificado los hechos realizados por una persona.
    Hay que observar que , si no recuerdo mal, en su época fue el primer gran conquistador de la historia que logró una gesta militar de ese tamaño. Nunca hubo detrás suyo un Gengis Khan, u otro personaje similar (a eso se añade del desconocimiento que había del resto del planeta en el llamado mundo conocido). Por ello se le tomó desde ese momento por sus contemporáneos y por las inmediatas generaciones como un auténtico genio, como un verdadero dios en la tierra, y esa idea ha permanecido en la conciencia de la gente de un modo u otro casi hasta nuestros días.
    Otro dato. En el siglo IV a.C., ¿qué conocimientos se tenía en el “mundo conocido” véase Grecia y el Mediterráneo sobre el Imperio Persa?. Datos, muchos. ¿Conocimientos verdaderos y objetivos? Muy pocos. Estaba ya en su época muy sobrevalorado, pues en oriente siempre se ha confundido tamaño con calidad (no penseis mal). Era un imperio muy mitificado gracias a su extesión, pero que realmente no contaba con una verdadera cohesiín interna, o cierta conciencia nacional, si se puede hablar de ello en esta época. Siempre les ha caído muchos palos a los persas, pero es que realmente no eran en ese momento una verdadera fuerza de entidad. No tenía un verdadero ejército. Si, se puede decir que entre su filas tenían a unos 20.000 mercenarios griegos. Muy bien. Pero ¿en cuántas guerras de verdad estos mercenarios y el resto de “soldados” persas habían luchado? A lo único que se habían dedicado fue a reprimir rebeliones internas en el imperio, mientras que el ejército macedonio estaba perfectamente estrucuturado, y llevaba varias décadas luchando en Grecia. Podría compararse al caso de los Tercios del siglo XVI. Por lo tanto sigo considerando que los persas no fueron un verdadero rival para Alejandro, y que eso desluce sus conquistas.

    De Aníbal ya tampoco voy a decir mucho, ya que no quiero volver a repetir de nuevo lo que dije en la anterior eliminatoria, aunque por todo lo que dije, vuelvo a decir que el púnico lo tuvo bastante más complicado que el pseudogriego (que puñetero soy). Cierto que la Roma del siglo III a.C. no era la de Cesár, Augusto,… Y tampoco voy a decir que tuviera más potencial o recursos que Persia, pero los romanos si supieron canalizar todo lo que tenían, además de poseer cierta conciencia “nacional”, que les ayudó a poner en marcha toda la maquinaría estatal y militar, que valió finalmente la victoria. Y qué decir de que Aníbal estuvo práctiamente sólo, aislado de su
    ingrata patria (que bonito).

    Pues con lo dicho, que podrá ser más o menos acertado, y mejor explicado, mis votos son para:

    -Julio César
    -Aníbal Barca

  16. sejrazo

    Bueno, la verdad es que no participé básicamente porque poco podía aportar al tema. El nivel ya es muy alto para mis conocimientos de la época. Y, a pesar de la importancia de los personajes, no me llaman nada la atención.

    Mis votos van para Julio César y Aníbal.

  17. icscipio

    Cito:

    “En parte, gracias a la magnífica novela de historia-ficción de Javier Negrete “Alejandro y las Águilas de Roma”.”

    O_o





    Cito:
    “A lo único que se habían dedicado fue a reprimir rebeliones internas en el imperio, mientras que el ejército macedonio estaba perfectamente estrucuturado, y llevaba varias décadas luchando en Grecia.”

    Sobre los mercenarios griegos podría ilustrarnos Aquiles, pero como no está… decir que, sin embargo contaba con mandos griegos de calidad (recordar a cierto rodio…) pero, por muy buenos que soldados y mandos helenos fuesen siempre se vieron subordinados a un modo de ver la guerra y la vida diferente al suyo propio, y, como un virus en un organismo vivo, podían ayudar a fortalecerlo o podían no pasar de ser un cuerpo extraño rápidamente aniquilado… no sé si me explico biológicamente hablando… En resumen Persia NO ESTABA PREPARADA para una amenaza como la de Alejandro. Creo que a mediados del siglo III sí. Y, si no, que hable Pirro ya que no otros comandantes helenísticos que fueron derrotados en el esplendor del ejército ciudadano medio-republicano.

    Por supuesto, mis votos son para César y Germánico.






    Agrippa y Epaminondas?



    Que no, para el calvo y el tuerto.

  18. Amorín

    Porque perceval es muy grande y se lo merece después de sus gloriosas intervenciones en este post, le esperaremos hasta mañana. Y también contaremos ese voto verbal que hay por ahí en plan “vota por mí a…” pero a partir de la próxima semana el día de cierre de plazo se recuenta lo que haya. Si total ahora hay 7 días para votar…

  19. perceval_dvg

    Lo primero de todo es GRACIAS!!! Gracias le sean dadas al misericordioso y compasivo Amorín por darme este margen para hacer mi voto!
    … Como iba diciendo, gracias a Javier Negrete podemos ver varios enfrentamientos entre la falange macedónica dirigida por Alejandro contra la legión romana, y el libro es ANTOLOGÍA. Y me podréis decir que en Pidna se produjo el enfrentamiento entre falangitas y legionarios, y que la cohesión de la falange (su punto fuerte) se vino abajo… Pero recordemos que en Gaugamela, la cohesión de la falange mandada por Parmenio también estaba desmoronándose, y lo que ganó la batalla fue la maniobra envolvente de la Caballería de los Compañeros mandada por el propio Alejandro, combinado con el contrataque de la caballería ligera tesalia. Y todo esto viene a cuento porque con los Diádocos (como Perseo de Macedonia) se produjo un notable declive de la fuerza de la caballería, lo cual implica que no supieron aprehender de Filipo II y de Alejandro III que falange y caballería eran parte de un todo.
    Tras este largo y pesado exordium (que ya tenía pensado antes de coger el tren, para alabar Gaugamela, básicamente) me pasé largo tiempo meditando mi voto, hasta que me decidí:
    Hemos alabado las grandes hazañas de Anibal e hicimos bien: El cruce de los Alpes es grandioso. Y Palafox e Icscipio ya nos comentaron la genialidad de “mantener durante cerca de 20 años un ejército numeroso en tierras enemigas pese a la precariedad del sistema de abastecimiento, merced a su capacidad diplomática logrando que bastantes ciudades itálicas se pusieran de su lado ayudándole con los suministros”. Construyó un variado y multiespecializado ejército de mercenarios cohesionado por el odio común a Roma y lo lanzó a donde más dolía y menos se lo esperaban: la propia Italia, en donde también intentó aprovechar el odio a Roma. Chapó!. Pero tras Cannae, qué? Ya comentó Palafox en la anterior ronda que era “la única opción factible que tenía. Pues, aunque Roma estaba en ese momento sin defensa alguna Aníbal contaba con un ejército en esos momentos de unos 35.000 efectivos, claramente insuficientes para intentar tomar por asalto la ciudad”, en parte, por la falta de reemplazos desde África e Hispania, por el exitoso bloqueo de Marcelo en Sicilia o las hazañas de Escipión en Hispania, como ya recordó Icscipio.

    Y para mí ahí está la diferencia! Mira que Anibal era audaz, pero Alejandro era audaz de cojones! En las mismas condiciones que Anibal se lanzaría al asalto a por Roma, y él el primero, movido por su enorme póthos. Pero, además, de esto, yo voy más lejos, pues Alejandro no llegaría a esa situación: me explico. 1) Su ejército, igual que el del cartaginés, también era variado y multiespecializado: caballería pesada macedónica, caballería ligera tesalia, falangitas macedónicos, hoplitas griegos, arqueros cretenses, y demás que se fue ampliando a lo largo de la expedición. Y también en un primer momento (sobre todo para atraer a los griegos) dio a su conquista un caracter de cruzada antipersa y venganza por los agravios sufridos en el siglo V a. C. 2) Pero Alejandro no quería acabar con Darío y punto y final. A lo largo de su marcha por Anatolia intentó ganarse a las ciudades griegas (restaurando la democracia, devolviendo la autonomía o abulir los tributos) o someterlas si no las ganaba, para que su logística no fallara y, tras Issos, cuando el Rey de Reyes parecía perdido, Alejandro no le dio el golpe final, sino que aseguró para su control las costas mediterráneas de Siria, Fenicia, Palestina y Egipto, bajo dominio persa, de manera que la flota persa no supusiera nunca un peligro para la llegada de reemplazos. Y sólo entonces, emprende su camino hacia Gaugamela, su Cannae particular, seguro de no tener un Marcelo (en este caso, Memnón) que le limite sus acciones. 3) Pero Alejandro tampoco acaba aquí: No estaba en un choque de potencias en el Mediterráneo Oriental (como Cartago – Roma en el Occidente de origen en una competitividad de influencias y de mercado), sino que, una vez cumplido con el objetivo para con los griegos, Alejandro se “orientalizó”. No se trataba de acabar con el enemigo, sino de sumarlo a sus tropas: esto explica las alianzas con la nobleza irania (vid. los Desposorios de Susa), la política urbanizadora y la reorganización de sus tropas con soldados persas luchando al modo macedónico, además de como auxiliares con sus respectivas peculiaridades.
    En definitiva, Alejandro, por una parte, buscaba la gloria, cierto, pero su campaña parece haber estado planificada en buena medida por otro tipo de criterios mucho más racionales, realistas y pragmáticos; aunque finalmente, como dijo Séneca, Alejandro fue la principal víctima de sus propias pasiones, y perdió el sentido de la proporción, lo que obligó a una penosa marcha por el desierto de Gedrosia.

    Por todo esto, sólo puedo decir ALEXÁNDROS KAI NIKÉ!

  20. icscipio

    Cito:
    “pues, aunque Roma estaba en ese momento sin defensa alguna”

    Bien, entre las muchas teorías acerca de por qué Aníbal no se encaminó a Roma parecen imponerse dos: primero, un error de cálculo estratégico, pues pensó en recobrarse en las ciudades suritálicas mientras creía que a los romanos no les daría tiempo a plntar otro ejército sobre el campo -de hecho lo hicieron en buena parte con esclavos, ¿en qué mentalidad aristocrática antigua cabía tal cosa?-; segundo, Aníbal no tenía material de asedio ni suficiente personal especializado en su manejo. Por ello, al no recibir refuerzos de África, pudo haberse retirado a las ciudades mencionadas en busca de tal apoyo -recordar la importancia de los grecoitálicos-. Y no me vengas conque Roma era indefendible. Entonces su recinto amurallado era más pequeño y cohorente, rodeado en buena parte por un río y zonas pantanosas. Aún así, Belisario en el siglo VI logra defender Roma frente a los ostrogodos, por tanto…

    Cito:
    “Su ejército, igual que el del cartaginés, también era variado y multiespecializado”

    Con la diferencia de que el de Alejandro tenía años de práctica en Grecia contra enemigos de un cierto nivel, mientras el de Aníbal era un conglomerado al que él mismo dio sentido como ejército. Esta no me vale.

    Cito:
    “una vez cumplido con el objetivo para con los griegos, Alejandro se “orientalizó””

    Si vas a entrar en un debate helenismo vs. romanización, que creo no viene al caso, te recuerdo lo que muchos autores especializados en oriente (Sartre, recuerdo ahora mismo) dijeron: el helenismo alcanza su cúspide en cuanto existe una estructura política estable que permite su natural desarrollo… el Imperio romano. Pero este es otro debate y no viene a cuento, como no viene a cuento este alegato tuyo que no sé qué significa.

    Por último decir que aquí apenas se ha hablado mucho de los defectos de Aníbal, y muy poco de las cagadas de Alejandro en Gedrosia y el Indo. Quizá porque los primeros tienen alguna explicación lógica, mientras que los segundos son el más depurado elixir de megalomanía helenística.

    Y con esto, 4-2 y Alejandro pa su puta casa.

  21. PaLaFoX

    Parece que Alexander inca la rodilla, jaja. Sólo comentar el dato que dice Perceval a la hora de comparar lo variados que eran los ejércitos tanto de Aníbal como de Alejandro. Coincido con lo que dice Joselito, no estoy de acuerdo con eso. Si, el ejército de Alejandro estaba compuesto por macedonios, griegos, tesalios,… pero estos, a pesar de algunas e incluso importantes diferencias culturales, de conciencia, y otros temas, pertenecían a un espacio geográfico que realmente llevaba conviviendo conjuntamente siglos, aunque se llevaran a matar, y entre ellos, a algunos no se les considerara griegos. Por ello no considero tan variado al ejército macedónio.

    En cambio si que considero eso con el de Aníbal, ya que era un ejército totalmente compuesto por mercenarios de muy diversas procedencias, en muchas ocasiones con muy poco en común, ya que hablamos de cartagineses, merecenarios númidas, mauritanos, libios, honderos baleáricos, soldados de diferentes pueblos íberos y celtíberos, e incluso algún contingente griego, y de otras procedencias dificiles de decir. Y este ejército, como dice Scipio, no llevaba incluso décadas luchando juntos como el ejército macedonio. Los únicos combates que habían realizado juntos antes de llegar a los Alpes fueron la toma de Sagunto, y los combates con los pueblos íberos que estaban entre el Ebro (no al PHN XDDDD) y los Pirineos.

  22. Amorín

    Bueno, vamos a cerrar la ronda contabilizando los últimos votos “de palabra” y los fuera de plazo. A partir de esta ronda, lo que haya al cierre del último día es lo que cuenta. En caso de que alguien a partir de ahora ponga cosas como “creo que votaré a tal y tal”, eso será contabilizado salvo que lo actualice en un comentario posterior. De este modo os recomiendo que por ejemplo ahora en medieval vayáis poniendo “pues creo que votaré a Saladino y a Guillermo”, por ejemplo, así evitáis llegar tarde y que el voto no compute.

    Hago esto básicamente porque no me gustaría que por ejemplo un 3-3 se resolviese con el voto de alguien que ni se pasó por aquí. En fin, a lo que vamos:

    Julio César 7-0 Germánico
    Aníbal 4-3 Alejandro Magno

    ¡Ya tenemos la primera final!

  23. sejrazo

    Alejandrowned!!!

  24. perceval_dvg

    Ok! A sus órdenes, Nuestro Señor Clemente y Magnánimo Estadisticator Amorín! XD
    Ahora mismo voy a comertar algo en Medieval, pero no sin antes quiero explicar algunas cosas que no quedaron claras, no porque no esté conforme con el resultado (insisto, que yo, un “hetairos” a ultranza, estaba en dudas de si abstenerme, pues estaban en un 51-49).
    En primer lugar, las palabras textuales de “Roma estaba en ese momento sin defensa alguna” no son mías, sino sacadas de una brillante proclama de Palafox de la anterior ronda, en la que continuaba con la opción de armar esclavos, pero que, por aligerar el discurso, obvié. No quería puntualizar nada al respecto. Lo que planteaba, en la comparación con Alex, es que él llevaba consigo un equipo de ingenieros expertos en poliorcética, así que, en un hipotético caso similar, yo creo que emprendería el asedio aún con esas tropas, aunque (y ese era el punto 2 de mi alegato), no creo que dejaría el fleco de que peligrasen sus líneas de suministros.
    Respecto al ejército de Alex, parte ya te responde Palafox: griegos y macedonios no se llevaban muy bien que digamos (Queroneaaaaa…). Los que si llevaban tiempo combatiendo juntos eran macedonios y tesalios (y sólo desde tiempos de Filipo II, así que tampoco es tanto); el resto: los cretenses, mercenarios, así como demás infantería ligera. No obstante, acepto lo dicho: pertenecían a un espacio étnico-cultural-geográfico-o-lo-que-querais común. Ok. Pero no hay que olvidar que el ejército de Alex se fue enriqueciendo a medida que avanzaba su “Anábasis”, y que agrianos, medos, egipcios, bactrianos… empezaron a formar parte en sus filas, esto es “un conglomerado al que él mismo dio sentido como ejército” XD XD Y no me digáis que no, porque ya sabemos lo que pasa con el Imperio de Alex a su muerte: cada uno pa su puta casa, como Alex en esta ronda.
    Y, por último, la “orientalización”. Ni mucho menos pretendía abrir un debate en ese sentido. Lo que pretendía, con el último punto del alegato es que (desde una perspectiva puramente personal, vale) Alex fue más allá. No pretendió reunir un ejército multicultural para acabar con el odiado enemigo (que, para mí, era el objetivo de Aníbal), sino que el ejército era el punto de partida para una “unificación” de sus dominios. No es que crea que Alex hizo la primera alianza de civilizaciones ni que llevara a cabo una política de fraternidad entre los pueblos, no (yo soy el primero que no me trago la “leyenda” o el “mito” de Alex). La orientalización de sus costumbres se explica perfectamente desde la óptica de una política calculadamente interesada: Alejandro sabía que no era posible mantener un imperio como al que aspiraba escindido en dos grandes conjuntos, y aspiraba a erigirse ante los persas como el legítimo sucesor de la realeza aqueménida y buscaba, por tanto, los medios adecuados para ser aceptado por sus nuevos súbditos; por otro lado, su acercamiento a la nobleza irania encuentra su fundamento en la necesidad de contar con las elites dirigentes a la hora de controlar los nuevos territorios conquistados. Una intención de esta clase explica igualmente la irrupción en el ejército de contingentes iranios que, al tiempo que reforzaban unos efectivos muy debilitados por los largos años de campaña y el desgaste natural de los combates, sentaban también las bases del nuevo orden que Alejandro pensaba implantar, para cuya realización se hacía necesaria la presencia de los persas dentro del ejército, consciente de la situación de descontento generada entre sus tropas con motivo de la larga campaña.
    En resumen (y vaya parrafada!!!) Alejandro calculó fríamente sus pasos en casi todos los momentos, supo utilizar en su propio beneficio las mutuas disensiones entre macedonios y persas y practicó con absoluto cinismo una política de acercamiento siempre que ésta convenía a sus intereses políticos.

    Y sí, es curioso que haya quedado fuera Alex, y el único que mentara Gedrosia haya sido yo, pero bueno…

  25. icscipio

    Dos detalles:
    Nunca sabremos qué llevaba y qué no Aníbal consigo al cruzar los Alpes o en Italia, porque, por suerte o por desgracia, no contó con una legión de literatos aduladores que describiesen más o menos pormenorizadamente sus campañas. Es lo malo de perder, además de tener las culpas de todo, tu memoria se disuelve en un refrito de visiones tendenciosas.

    Por otro lado y, como última respuesta a la gilipollez de que Alejandro habría entrado en Roma, una frase bonita:

    “Est igitur, inquit Africanus, res publica res populi, populus autem non omnis hominum coetus quoquo modo congregatus, sed coetus multitudinis iuris consensu et utilitatis communione sociatus. ”

    “Es así, dijo Africano, que la República es un asunto del pueblo, y el pueblo no es toda congragación de hombres reunidos de cualquier manera, sino una multitud reunida de acuerdo a unas leyes y a una utilidad común ”

    M. T. Cicero, De re publ. 1, 39.

    Roma, querido mío, no es un lugar, con sus edificios, sus murallas o sus estrados. Roma, es una civitas, por tanto, reunión de cives o ciudadanos. Roma no existe más que en cuanto existen los romanos. Ni Aníbal comprendió eso, ni Alejandro podría, pese a su formación filosófica, alcanzar a comprender nunca eso. Roma no se puede destruir por las armas.

  26. perceval_dvg

    Sin palabras (sniff !!!) Emocionado estoy…

  27. icscipio

    Eso que te emociona no es más que el pálido reflejo de la genialidad de un profesor tan grande como incomprendido, el Sr. Pereira Menaut. Como tú dirías… qué gran vasallo si hubiera buen señor… Puta mierda de universidad… a ver si se me van a pegar razonamientos de Anido… XD

  28. sejrazo

    Que tontín se pone icscipio cuando se pone el peplum…¬¬

  29. icscipio

    ¬¬

  30. sejrazo

    Alegra esa cara, hombre, que ha caído Alejandro!!!

    PD:Mei dei mei dei!!! Alejandro ha caído!!! (TOP GUN dios–Sustitúyase Alejandro por Hollywood, personaje tan plano como el macedonio…XD)

  31. icscipio

    [MODERADOR]

    Sejrazo, tengo que llamarte la atención y decirte que existe un post específico para putear a Alejandro…

    P.D. Los familiares y allegados podéis llorar por él en ese mismo spacio.

    [MODERADOR]

  32. sejrazo

    XD!!!

    Dictadores de mierda!!!

    Acaso no es un derecho universal putear a Alejandro en cualquier momento, lugar y circunstancia?

    Que bajo hemos caído… sois unos nazis!!!¬¬

  33. icscipio

    [MODERADOR]

    Mira, chaval, cuando quierar hacerte troll profesional, escribe como un cani o, en su defecto, como uno de tantos trolletes analfabetos neocontinentales. Mientras tanto, sólo podrás putear a Alejandro en el hilo oficial.

    [MODERADOR]

  34. sejrazo

    Se iskipio reshulón!!!!

    Akbarms!!! Illo, surmano, m via putiar ar Alehandro a Aesira!!!

    PD:Te raho la nué con er aniyo de Camarón…XD

  35. Amorín

    No os hagáis tanto los graciosos que igual os baneo a ambos un par de días para que os de el aire… habrase visto

  36. icscipio

    [FALSO MODERADOR AHORA TROLL]

    Y montaremos un blog halternativo yamado http://www.pixfanss.com i os joeremos toas las bisitas.

    [FALSO MODERADOR AHORA TROLL]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: