Mejores Militares – 1/4 de Moderna – Parte 2

moderna cuartos 2

Vamos a liquidar los cuartos de Moderna, con dos duelos que se prevén calentitos. En el primer caso se medirá Gustavo II Adolfo, que eliminó en una enconada lucha al Conde de Tilly (3-2); con Juan de Austria, que derrotó sin excesivos problemas a Federico Guillermo de Prusia (5-1). En el otro duelo se enfrentarán el III Duque de Alba, que eliminó a Solimán de forma contundente (5-0), lo mismo que hizo su rival, Toyotomi Hideyoshi, en su duelo con Federico II de Prusia (4-0). Así que nada más, cargad vuestras armas y disparar, que la guerra ha comenzado!

Anuncios
Categorías: Historia, Sección de asalto | 14 comentarios

Navegador de artículos

14 pensamientos en “Mejores Militares – 1/4 de Moderna – Parte 2

  1. Vamos a ver, del primer duelo yo votaría por El León del Norte claro está aunque Juan de Austria también tiene sus importantes puntos a favor.
    Del segundo, dado que ese simpatico japonés me es totalmente desconocido, no voy a votar aún porque tengo que informarme sobre su persona y reflexionar si puede superar al Duque de Alba.
    Saludos a todos.

  2. icscipio

    Buaf, me encontráis completamente desganado, vagando en un plácido mar de dolce far’ niente… pero bueno. Para mi, Juan de Austria fue un personaje bastante capaz, muchas veces sobrevalorado, tantas otras minusvalorado. Como en muchos otros casos, una pronta muerte ofrece más fama que la corta vida. El caso de Gustavo Adolfo, pues otro tanto, y si bien ha pasado a la historia por crear un competente ejército, se le fue un poco la olla en Lützen, tanto que no la volvió a encontrar en el sitio cuando terminó la batalla.

    En cuanto al segundo duelo, pues qué queréis que os diga, un militar de hierro, de carrera y cierra España (que diría Perceval) contra el exótico Toyotomi, el hombre que se hubiese llevado el gato al agua del Shogunato si el destino no hubiese soplado en su contra. Desde luego que en su obra se asienta el éxito de Tokugawa, pero, es el caso del Grande de España una muestra más de lo que en historia militar se conoce como una cabeza que no hace justicia a un cuerpo sano? Y quiero incidir mucho en este punto (aunque no me gustaría a mi iniciar el debate), puesto que mucho se habla, de Napoleón para atrás, sobre el verdadero valor de la oficialidad y su importancia en muchos de los ejércitos más importantes de la época preindustrial. Por ejemplo, se ha afirmado que el romano era un cuerpo descabezado, con líderes amateur, y lo mismo se podría decir de las huestes medievales, si bien aquí ni siquiera con ejército 100% contamos, por lo que la figura del liderazgo se resaltaría de nuevo (liderazgo político y militar, pero no verdadero oficio militar, a mi parecer). Ya en el despuntar de la Edad Moderna aparecen los nuevos ejércitos organizados, con cuadros perfectamente formados y de nuevo surge la pregunta: ejércitos victoriosos, como el español, gracias o a pesar de su mano? Ahí dejo la pregunta y me voy a ver Zombi 2.

  3. Amorín

    Bueno, como esto no se mueve, dejo mi tocho sobre Toyotomi de la ronda anterior, para animar un poco XD

    El primer punto claramente a favor de Toyotomi es su origen humilde. Hideyoshi pasó en menos de 30 años de ser un soldado de infatería, poco más que un esclavo de Nobunaga Oda, a convertirse en el hombre más poderoso de todo Japón, logrando la definitiva unificación del país.

    Desde una posición tan humilde, y gracias a su astucia y su capacidad negociadora, Hideyoshi logro ir haciéndose un hueco como uno de los principales generales de Nobunaga Oda, hasta que sus sucesivos éxitos le llevaron a comandar el ejército de su señor cuando tan sólo tenía 34 años (para alguien que tal vez ni siquiera había nacido samurai eso era muy poco), y sumó por victorias todas sus batallas, fortaleciendo la posición de Nobunaga frente a otros clanes. Agradecido, Oda lo hizo señor de algunos territorios, y demostró que a su capacidad diplomática y militar había que sumar unas dotes administrativas extraordinarias, pues en los tres distritos que quedaron bajo su mando estableció una excelente organización y aumentó su riqueza y poder.

    Tras el asesinato de Oda en 1580, a quien Toyotomi había sido siempre fiel, comenzó otra espectacular demostración de cualidades por éste, que le llevarían a hacerse con el control de todo Japón en apenas 5 años, cuando no era en absoluto el mejor colocado para ello, pero de nuevo se mostró como el más hábil en la diplomacia y su saldo en operaciones bélicas fue casi impecable. Es cierto que en la mayor parte de batallas combatiría en superioridad, pero es también un mérito indudable el haber conseguido tantas tropas en un Japón tan fragmentado y desde una posición de partida no muy cómoda.

    El propio Tokugawa Ieyashu, que también está en esta ronda del torneo y cuyo talento está fuera de duda, hubo de someterse a Toyotomi pese a contar con un ejército tanto o más poderoso, pues la habilidad diplomática de su rival le dejó prácticamente aislado sin tener que haberse enfrentado directamente (un ejército de Toyotomi fue derrotado por Ieyashu, pero ni fue una iniciativa suya ni él comandaba el ejército.

    Paso de desgranar su progresiva unificación de todo Japón por no dar más el coñazo, pero también fue espectacular y sin apenas fisuras. Finalmente habría que hablar de su invasión de Corea, fulminante en sus inicios, con la casi total dominación de la península, y que se complicaría coincidiendo con la vejez de Toyotomi y su menor implicación en la política.

  4. Amorín

    Y a ver si ponemos algo de picante en el Gustavo II Adolfo – Juan de Austria, que me parece de lo más interesante.

  5. icscipio

    Me parece que va a ser que no, Amorín, está esto más muerto que la improvisación en un debate electoral (cha! cha! impresionante giro argu-actual!)…

    Para que nos vamos a engañar, a nadie le interesa la historia moderna (cha! cha! picada a ver si cuela…) y menos a ti desde que tienes una PS3 mamón! ¬¬

  6. Amorín

    A la que no he jugado ni 10 minutos, palabra! XD

  7. sejrazo

    Sudo absolutamente de la Moderna…¬¬

    -Gustavo Adolfo
    -III Duque de Alba.

  8. Aquiles

    Don Juan de Austria
    -III Duque de Alba.

    Dale al imperio

  9. Amorín

    Que alguien apadrine un Toyotomi! Que sale gratis!

    O por lo menos que alguien diga algo a favor del Duque de Alba, que tampoco es que sea César o Napoleón para permitirse pasar sin argumentos… XD

  10. perceval_dvg

    SANTIAGO!!
    SANTIAGO Y CIERRA ESPAÑA!!! (Di que sí, Icscipio)
    Pardiez, qué debate puede haber si estamos ante los paladines de la Hispanidad y la Catolicidad!!! Sólo mentar a D. Juan o a D. Fernando, me viene a la mente el olor de la mecha quemándose en los arcabuces de nuestros tercios, prestos al combate, y resuenan nombres com San Quintín, Las Gravelinas, Gembloux, Pavía, Maastricht, Mühlberg, Amberes… haciendo hincar cualquier rodilla ante el nombre de Carlos V y de su hijo Felipe II, “El Terror de Europa”.

    Después de esta ida de olla, razonemos, pues los rivales de D. Juan y D. Fernando son grandes militares, que están en cuartos por méritos propios.
    En primer lugar, está Gustavo II de Suecia (a quien yo mismo voté frente a Johann Tserclaes, Conde de Tilly, y eso que el belga es un paladín católico!!!). Como ya dije en su momento, escribió una de las mayores páginas en la Historia de su nación y consolidó a Suecia como Potencia en la Modernidad. Partiendo de una situación muy complicada (en guerra contra Dinamarca, Polonia y Moscú), logró el dominio total del Mar Báltico, haciendo recular a daneses y rusos, y pateando a polacos (batalla de Wallhof y toma de numerosas ciudades). Una vez metido de lleno en la Guerra de los Treinta Años tuvo que hacer frente a los ejércitos católicos dirigos por dos auténticos titanes: Tilly y Wallenstein. Sus victorias en Breitenfeld y en el río Lech, contra Tilly son muestra de su buen hacer en el campo de batalla, igual que en Lützen, otra victoria sueca infligida ante las tropas católicas, pero, que en este caso, se llevaron por delante la vida de Gus, que más que osado y audaz, tendríamos que decir imprudente, pero bueno…
    La estrategia de sus campañas por Alemania fue aprendida de la Guerra en Polonia: el dominio de los cursos de los rios (estrategia, en principio, pensada para mantener el control naval sueco en el Báltico). Pero, ¿y los abastecimientos? En parte, venía de la 5º columna que suponía la población protestante bajo dominio militar católico, y que lo recibían con los brazos abiertos una vez liberadas las diferentes plazas, y, principalmente, los malditos gabachos tirafresas más falsos que Judas, que por jod… a la Monarquía Hispánica subvencionaban a cualquier hereje.

    Frente a esto, D. Juan se nos presenta como el gran pacificador en Las Alpujarras y el vencedor en Lepanto, con todos los pros y también los peros que se le puede achacar a estos “títulos”, como ya dijimos en los octavos. De quedarme con una victoria suya, además de Lepanto, me quedaría con Gembloux, que dirigió junto con mi predilecto Alejandro Farnesio (tristemente ya eliminado), aniquilando el ejército de las Provincias Unidas, con unas bajas mínimas. Y todo esto lo logró con el handicap que suponía muchas veces el propio Felipe II, celoso de las glorias que alcanzaba su hermanastro. En resumen, D. Juan se nos muestra como un gran comandante “a pie de campo” y como un espléndido conocedor de la geopolítica de su tiempo, haciendo de él uno de los más exquisitos militares de la Historia.
    Mi voto (a estas alturas del sábado), todavía no está decidido, pero me inclino un poco más hacia el bueno de Gus.

    Con respecto a Toyotomi, ni por asomo voy a contradecir la palabra de Amorín! Dios me salve de tal afrenta!
    Pero, haciendo caso de su petición, algo diremos de D. Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, III Duque de Alba, y empezacermos, como no, por el pavor que provocaba su persona al Turco. Ante la llegada de sus tropas Solimán levantaró el Asedio de Viena, y también tomó las de Villadiego el corsario Barbarroja cuando vio sus velas aproximándose a Túnez.
    Siguiente hito: la Gran Victoria de Mülberg, en donde, para mayor Gloria de la Fe, derrotó a las tropas de la herética Liga de Esmalcalda. Y también para mayor Gloria de la Fe, le enseñó al Papa Pablo IV que la alianza con los gabachos tirafresas no es una opción! (Igual que en el Saco de Roma, España tiene que eneñarle al Papa en dónde reside la verdadera Defensa de la Catolicidad).
    Como punto negro, sus acciones en los Países Bajos, que provocaron una hostilidad mayor al dominio de los Habsburgo, que se materializó en el enfrentamiento abierto y rebeldía que se encontraron D. Juan de Austria y Alejandro Farnesio.
    Finalmente, con 73 años, para culminar una gran carrera al servicio de Dios y de España, el Rey Prudente lo utilizó para “hacer valer” militarmente sus derechos a la entronización como rey de Portugal, ocupando Lisboa, tras la decisiva Batalla de Alcántara, contra las tropas de D. António I, Prior do Crato, autoproclamado Rey de Portugal.
    Como vemos, una hoja de servicios muy amplia y en distintos frentes, con grandes y decisivas batallas a sus espaldas. Así que creo que no voy a ser yo quien apadrine un Toyotomi, pues mi voto se orienta (en un 98%) hacia D. Fernando, en espera de las réplicas que me puedan hacer cambiar la opinión.

    Un saludo, y siento aparecer a estas alturas del debate!!!

  11. PaLaFoX

    Mis votos:

    -Juan de Austria
    -III Duque de Alba (a lo que ha llegado esta casa nobiliar…XD)

  12. perceval_dvg

    Tras la jornada de reflexión, realizo mis votos:

    – Gustavo II Adolfo de Suecia (y que me perdone D. Juan)
    – D. Fernando Álvarez de Toledo, III Duque de Alba.

  13. icscipio

    Tras mucho meditarlo (a punto estuve de votar en blanco en las dos) creo que me decidiré por Gustavo Adolfo y el Duque, pero muy muy justito (51%-49%)

  14. Amorín

    Mis votos:

    Gustavo Adolfo: Realmente me lo he pensado mucho, Juan de Austria tiene un gran palmarés pese a morir muy joven, y seguro que sin su prematura muerte la historia hubiese seguido por un camino muy distinto… en todo caso creo que no es suficiente para eliminar a su rival.

    Toyotomi Hideyoshi: ¿Tengo que decir algo más?

    Y añado también los votos de pegepe a Juan de Austria y el Duque de Alba, cerrando la ronda con:

    Gustavo II Adolfo 4-3 Juan de Austria
    III Duque de Alba 6-1 Toyotomi Hideyoshi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: