Manual de Campaña para fuerzas de élite.

Jejej!!! Bueno, aquí os dejo lo que constituye nuestra Biblia desde hace bastante tiempo (muchas y aburridas clases de 1º de carrera XD). Un documento mítico: El MANUAL DE CAMPAÑA DE LAS FUERZAS DE ÉLITE

Manual de Campaña para Soldados de élite

Edición de bolsillo.

Éste es un manual de operaciones de campaña para entornos convencionales (siempre precedido de una notable alcoholemia).

CONSIDERACIONES PRELIMINARES:

El manual está concebido en forma de checkpoints: hay que pasar por todos los puntos clave, si bien la forma de llegar a ellos es discrecional.
El espíritu del manual es de carácter orientativo. No se aconseja su aplicación al pie de la letra, si bien en casos de extrema embriaguez animamos a que sea seguido especialmente de cerca. Hay una máxima del Comité que rara vez ha fallado: “No pienses, que la cagas”.
Y más importante: HAY QUE INGRESAR EN EL CAMPO DE BATALLA CON ALGO DE SANGRE EN EL ALCOHOL. La no observación de esta norma puede acarrear la suspensión cautelar de la pertenencia a los Cuerpos de Élite.

FASE PREVIA: SWITCH ON THE SCANNER

Tras la triunfal entrada por la puerta principal, por la que hemos entrado y por la cual INTENTAREMOS salir, hay que activar con inmediatez el escáner y el sónar (si dispusiéramos de él). Éste nos marcará posiciones netas y puntuaciones brutas. Esto significa que a la puntuación que nos dé el escáner habrá que restarle 0’75 puntos (escala 0-10) por copa consumida a partir de la sexta, y medio punto adicional por cada hora que pase de las 4 (se trata del Algoritmo de Justerini & Brooks).

Ejemplo: Una tía, así a bote pronto es un 6. Son las 5’15 y te has bebido hasta el agua de los floreros (estimemos 10 copas). Aplicando el ya citado Algoritmo de Justerini & Brooks, nos queda: 6 – [(10-6) * 0’75] – (1 * 0’5) = 2’5 El resultado obtenido se refiere a la chica vista a las 5 de la tarde, con luz natural, y sin maquillar. Sé que es escalofriante, pero es así. Aún así los coeficientes son ajustables individualmente en función de sus idas de pelota en salidas anteriores.

MISIL 1: POINT OF ENTRY

-Hola, perdona, ¿puedo hablar un momento contigo?.
-Sí, claro, ¿por qué no?
-No, nada, es que está lleno de tíos tirando la caña y lo último que querría es molestar.
-No, no, no molestas…

# FINALIDAD: Dar la impresión de que eres un tío decente y mostrarte como una persona educada. No vas a ligar: te has enamorado.

MISIL 2: FIRST BLOOD

-¿Cómo te llamas?
-XXX, ¿y tú?
-YYY (Decir la verdad es optativo, si bien es recomendable). ¿Vienes mucho por aquí?
-De vez en cuando.
-Me extraña. No recuerdo haberte visto, y si te hubiera visto me acordaría…
-Ya…

# FINALIDAD: Lanzamiento del primer tejo. Obsérvese que éste es lanzado para intimidar, no para tocar. No pongáis cara de viciosos.

MISIL 3: WHERE EAGLES DARE

-Bueno, y ¿qué haces por aquí?
WARNING!!!
-Pues nada, bailando con :
1. Unas amigas -> OK
2. Unos amigos -> RED ALERT!!!
-¿Y tu novio donde está?
-¿Tú preguntas mucho, no?
-Es que soy muy curioso para según que cosas…

# FINALIDAD: Además de artilleros somos espías infiltrados en las filas enemigas. De la información que obtengamos depende el éxito de nuestra misión. Como efecto indirecto se observa el lanzamiento de un segundo tejo, también de carácter intimidatorio.

MISIL 4: CONDITION CRITICAL

Aquí se barajan 4 opciones, otorgándonos en el mejor de los casos una tasa de éxito del 49%. Estamos en la primera situación crítica de la batalla. En función del potencial enemigo, nos replegaremos o atacaremos con más fiereza. No vamos a tener más información que la que podamos conseguir.

· Mi novio está en la barra/lavabo/guardarropa/…
PROCEDIMIENTO: Pues nada, dile que es muy afortunado.(En este momento sabes lo que sintió Montero Ríos…SE ACABÓ LA GUERRA)

· Mi novio no ha salido. Tiene exámenes y no sale.
PROCEDIMIENTO:
-Vaya, ¿y te deja a ti solita por estos mundos de Dios?
-Sí. Ya me sé cuidar sola.

· Mi novio no ha salido. Tiene exámenes y no sale.
PROCEDIMIENTO:

-Vaya, ¿y te deja a ti solita por estos mundos de Dios?
-Bueno, es que últimamente no vamos muy bien. Nos peleamos mucho, el quiere salir con sus amigos…
-¿Prefiere salir con sus amigos antes que contigo? Debe estar loco…

-Ya sabes como sois los chicos…
-No todos. Yo por ejemplo, y no es para hacerme el bueno, cuando estoy con alguien lo es todo para mi. Ojo, le doy toda la libertad del mundo y tal, pero para mi ella es lo más importante…

Tras esta ruin sarta de mentiras lamentable y condenable, nos hallamos en un escenario peligroso. Dependerá del buen hacer del soldado el éxito o el fracaso de la incursión. El comité quisiera recalcar la voluntad mal maquillada de la víctima de buscar jaleo, o bien que necesita un psicólogo (y éste NO es nuestro trabajo). En situaciones de esta índole la profesionalidad y las tablas del soldado le darán la victoria. Es un marco en el cual un soldado de infantería probablemente perecería, pero no un miembro de los gloriosos Cuerpos de Élite.

· No, no tengo novio.
PROCEDIMIENTO:
Mantener la calma. Que no se os ponga la picha tiesa.
No os confieis: que el enemigo no tenga artillería pesada no significa que la batalla esté ganada. La concentración a tope SIEMPRE.
No la inviteis a una copa. Aparte del menoscabo de liquidez que significa (por lo cual ya podría ser descartado de oficio), da la impresión de que esto sea una barra americana y por tanto ELLA ES LA PUTA.
El Alto Mando recomienda proceder como sigue:

MISIL 5: EL FINO ESTILISTA, FLOTA COMO MARIPOSA, PICA COMO ABEJA (Fase crucial)

-No, no tengo novio.
-¿Que no tienes novio? No me engañes mujer, que no estoy ciego…
-Te lo digo en serio.

El manual del comité habla de 3 estrategias puras, e infinidad de estrategias mixtas. Nos centramos en las primeras (De menos a más agresivas):

ESTRATEGIA 1: “EL VUELO DE LA GALLINA”
Pues nada, ir mareando la perdiz con más o menos estilo hasta que caiga.
(Nota del Alto Mando: En realidad se desconoce los pormenores de la táctica al no haber sido aún utilizada).
(Nota del Comité Directivo: Esta estrategia ha sido ampliamente utilizada sin obtener ningún resultado positivo. Nos parece, por lo tanto, inútil describirla).

ESTRATEGIA 2: “EL IMPERIO CONTRAATACA”

-Y dime, ¿cómo es posible que una chica tan tremendamente guapa y simpática no tenga novio?
-Es que…

En este momento nos explicará algún dramón lamentable y tedioso que no vamos a escuchar. (con toda probabilidad poniendo a parir a los tíos: “Son unos egoístas, me han hecho mucho daño, ya no me fío de nadie…”) No obstante, finjamos gran atención, ladeemos la cabeza periódicamente, vayamos asimismo afirmando también con la cabeza cuando se indigne, frunzamos las cejas cuando haga frases largas, y cojámosla suavemente del brazo fingiendo que tenemos dificultades para oír de lejos lo que nos dice, en fin, que nos parece MUY INTERESANTE.

Seguirá la conversación por cauces que ignoramos (no olvidemos que vamos muy bebidos) hasta que en un instante de silencio (descontando la música máquina que nos está matando), fingiremos que vamos a decir algo pero que nos lo callamos. Es un gesto muy técnico y requiere gran práctica.

-¿Qué ibas a decir? – preguntará la inocente y potencial víctima.
-No, nada… me ha venido una cosa a la cabeza…
-¿Qué era?
-Te iba a decir una cosa pero…(N.del.C:cara de resignación, de agobio, a elegir) es igual…

¡¡MASTER QUESTION!! En este momento una tía, a no ser que sea tonta de capirote, ya sabe cual es la situación.

Si no re-pregunta -> a sudar un rato más.
Si re-pregunta:

-Venga, dímelo – dice la pobre.
-Es que soy muy tímido… de verdad que da igual, XXX

Nota del Alto Mando: es muy importante acabar las frases diciendo su nombre. No cada vez pero una de cada 2 ó 3. Da un trato más personalizado, que al fin y al cabo es lo que buscamos… Si la cosa va a mayores podremos llamarla cielo, cariño, etc, y olvidarnos definitivamente de su nombre.

Nota del Comité: en esta fase tan tensa, es muy importante NO levantar la vista por la discoteca, ya que si se establece contacto visual con otro miembro de los Cuerpos de Élite invariablemente nos vamos a descojonar de risa lo que retrasará, o incluso abortará la misión que nos fue encomendada.

-Dímelo, venga, no seas tímido…
-Joder… odio estas situaciones… pues eso, que…

1. …si te puedo besar.
2. …me he enamorado de ti. Te lo juro…
3. …eres la mujer más hermosa, bla, bla, bla…. (a criterio del soldado)

Respuesta invariable de la chati:

¿¿¿¿¿¿¿COMORRRRRRRR????????????
-Pues eso. Querías que te lo dijera y ya te lo he dicho. Si te quieres reír de mí, ríete. Yo te lo tenía que decir…

Nota del Comité: En este momento se aconseja, para suavizar la tensión reinante, la aplicación del Algoritmo de Mc Gregor-Henselweiss:

-Sinceramente, desde que te he visto me has cautivado. Quería decirte algo pero no me atrevía. He tenido que ir a la barra a insuflarme tres cubatas para reunir el valor de venir a decirte algo. Si no lo hubiera hecho, no me lo hubiera podido perdonar.

Es corto y eficaz. Conviene memorizarlo de carrerilla pues nuestra capacidad de análisis y raciocinio es pareja a la del gusano de seda.

A partir de aquí, la reacción de ella se divide en tres probabilidades, perfectamente tipificadas:

-No. Yo no busco rollos de una noche.
PROCEDIMIENTO: Tenemos dos opciones:

1. Le pides el teléfono y adiós. Ideal si llevamos una trompa como un trailer y nuestra división tampoco han ligado.
2. Seguir apretando como un campeón:

-Te equivocas conmigo. Yo no soy así. Estoy siendo sincero contigo. Simplemente quería besarte, y como quiero ser sincero contigo te lo he dicho. Además tu me has pedido que te dijera lo que pensaba…

Nota del Comité: Fase escabrosa, con un final difícil de pronosticar. De nuevo el éxito de la misión está en manos del artillero. Factor en contra: el cansancio unido a la alcoholemia es una bomba de relojería.

-¿No crees que vas muy rápido?
PROCEDIMIENTO: Sinónimo de que quiere jaleo. Con paciencia y técnica se puede afirmar que el gato está en la guantera. Recomendamos:

-Quizá si que voy rápido, pero es que mi corazón también va rápido. Ha sido un flechazo y…

En este momento el escribiente se ha puesto a vomitar como un niño. Es comprensible: ¿Cómo se pueden decir tantas chorradas en tan sólo dos frases?

-Bueno, vale…
La lógica se ha impuesto: era un zorrón del 15 y ahí estamos. Otro rosco.

ESTRATEGIA 3: “A CARA DESCUBIERTA”
Tras manifestarnos el enemigo que no tiene novio, las técnicas más comúnmente aceptadas son:

· ¿Puedo ser tu novio?/¿Quieres casarte conmigo?
Se trata del ya mítico método Clinton-Gaskinnen. Muy cachonda la salida -> Se pondrá a reír y bajará la mirada. Esto es bueno para nuestros sucios intereses.
· ¿Te gusto? -> disparando con bala. No se va a pronunciar, pero ya es nuestra.
Su error ha sido descuidar los flancos.
· Te deseo como nunca antes había deseado a alguien.
Heavy metal a tope. Si cuela, nos ahorramos media hora buena.
ALTO RIESGO: descojone del calibre 22. Seamos serios: no miréis NI POR ASOMO al resto de la División de Cuerpos de Élite.
Nota del Comité: En este punto, aconsejamos no seguir el manual y dejar cierto margen a nuestra depurada inteligencia. Es arriesgado, lo sé, pero también es bonito ganar por méritos propios…

MISIL 6: SHOOT TO KILL

Ya le hemos metido nuestra sucia lengua en su boca (es duro pero es así).
Tenemos una ventaja: Que nuestro objetivo es claro: la victoria total. No queremos prisioneros!!! .

Y una desventaja: Su falta de colaboración (a priori). Es el momento de que el Comité de Negociación (formado por nosotros y nuestras pelotas), lime asperezas en pro de una salida negociada del conflicto sin derramamiento de sangre.

Estamos en la tercera fase crucial. Se han tipificado las siguientes contingencias:

Nuestra taja: factor hostil, tanto para nuestra capacidad de análisis como para nuestros cochinos objetivos en la cama. El Comité aconseja no beber más llegados a este punto. Somos conscientes de la repulsa que tal dictamen origina, pero la misión es lo primero.

Su taja (la de ella): factor favorable. De hecho, dado que no nos aclaramos y que somos incapaces de convencer a un mandril de que no fume, es nuestra baza más fuerte, por no decir la única. Si vemos que articula 2 ó más frases coherentes, deberemos insuflarle con la máxima urgencia otra copa (aconsejamos encarecidamente administración por vía oral).

Hablando de la negociación en si, interesaría mostrarse muy solvente en el ámbito amatorio, pero no Phantomas. En cualquier caso, tenemos un 85% de no dar pie con bola. Deberemos recurrir al Algoritmo de Cervantes, que consiste simplemente en parecer mancos. ¿Qué cómo se hace? Pues metiéndole la mano por todas y cada una de las aberturas o potenciales aberturas de su atuendo. Si nos coge la mano, con la otra, y así tirando y aflojando.

Tenemos 2 finales previstos:

1. Nos pega una hostia que nos deja serenos.
2. Risas y tal y cual -> se acabará dejando.

>>>>
PELIGRO EXTREMO

El factor murciélago o Bat-factor, detectado por el Comité en un arriesgado viaje a la Amazonia. Consiste en: la tía a la que aprietas va con una amiga de un metro veinte, baja, gorda, depresiva e hija de puta. En cuanto ELLA considere que te sobrepasas con la amiga o en cuanto vea que planeais marcharos, cogerá a la amiga por banda, y en medio minuto la tuya vendrá y te dirá que se debe ir inmediatamente, dejándote con cara de tonto.

Huelga decir que el mismo fenómeno se da en un 2 contra 3.
Es obvio: nadie se quiere comer a la murciélago y ésta se consuela dinamitando los planes de la que está buena. ¡Mucho ojo con esto!.
El Alto Mando recomienda sobornar a algún amigo (o incluso a un desconocido) para que desvíe la atención de la murciélago. Es una misión arriesgada y el soborno exigido será bastante elevado.

MISIL 7: LA TOMA DE BERLÍN

La gloria se acerca. Las tropas aliadas entran por los Alpes ondeando las banderas de Jack Daniel’s. En este momento somos meros títeres de una mujer perversa. Nada de lo que digamos o hagamos servirá de nada. Ella hará lo que quiera, y si follas, será porqué ella te habrá follado.

No lo olvides. Tu obligación era llevar las pelotas hasta aquí. Pase lo que pase el Alto Mando está orgulloso de ti. Bien hecho Soldado! Serás condecorado con la prestigiosa Medalla Durex al Control extremo.

APÉNDICE A. TIPOS DE PIVIS

Hay varias tipologías de chatis que analizamos acto seguido:

Gibraltar: Es una estrecha y debieras de haberlo visto antes. Es tan ruin que es capaz de despedirse con dos besos. Se arrepiente de lo (poco)que ha hecho en la disco.
Gibraltar borracha: Imprevisible. Los casos estudiados nos han dado una varianza del término de perturbación asombrosa. Resultados no extrapolables. ¡Tiembla!.
Tía normal (es un decir): Difícil de precisar. En esta contingencia es mucho más importante el factor Murciélago.
Van Basten: Tras unos primeros compases muy prometedores parece deshincharse sin que queden claros los motivos. Acabara yéndose a casa (si bien te regalará algunas discretas muestras de afecto). No es malo.
Indurain: Tras un inicio no particularmente prometedor, explota en un momento dado y te despelleja en un hotel. Escasísima.
Tyson: Empieza fuerte y acaba fuerte. Seguramente te ha entrado ella y te sigue apretando ella. Es lo que en terminología técnica se llama Putón Verbenero.
Calientapollas: es tan reprobable que ni hablaremos de ella.

APÉNDICE B. CONSIDERACIONES ADICIONALES

Contador de roscos: Artículo 3, párrafo 5º, sección tercera:

Se considerará rosco toda aquella actividad acorde al reglamento, que sea inter-vivos,
de carácter heterosexual y que no haya vínculos familiares, en la cual haya existido contacto expreso entre las dos (o más) lenguas.

Deben considerarse también las externalidades:

· Si los amigos ligan, debemos ligar -> si hay que bajar el listón, o incluso tirarlo al suelo, se tira y ya está, lo primero es lo primero, cojones!!!
· Son zorras a no ser que se demuestre lo contrario. Si se considera probada su inocencia, aconsejamos dejar en paz a la pobre víctima.
· Si la tía está buena es que estabas borracho y no sabías dónde ibas. Ya que Dios te ha dado este regalo, no lo desaproveches.
· No te lleves a la cama a una chati si vas tan trompa que sabes que no puedes cumplir. Queda como un campeón (“no quiero precipitarme contigo”) y déjala a tiro para mejor ocasión.
· No conviene llamarla a posteriori. El número que nos ha dado puede ser quemado (Método Nerón), o bien guardado cómo trofeo de guerra (Método Gaskinnen).
Si la llamas -> te gusta mucho -> te enamorarás -> date por jodido. No vas a ser el primero que abandone los Cuerpos de Élite, pero ojalá seas el último. Vendido, bragas…!

APÉNDICE C. CURIOSIDAD CIENTÍFICA A TENER EN CUENTA

El paso del tiempo y de las copas produce un efecto sorprendente en las chicas:

Nota del Comité: El que bebes eres tu, y no ellas.

Sus facciones monstruosas se tornan en suaves y estilizados rasgos.
Pierden alrededor de 5 kilos por copa a partir de la octava copa.
Cuanto más borracho vas, más libidinosamente parece que te miran.
A partir de la décima copa bailas muy bien, y ellas se fijan en ti.
Cuando vas a la barra te miran con admiración: “Cómo bebe y que bien lo aguanta este tío. Es un macho de verdad”.

APÉNDICE D. TÉCNICAS ADICIONALES:

· Ha dado buenos resultados cambiar fuego o tabaco por besos (Método Clinton)
· Mírarla fijamente. Al tiempo te pregunta: “¿Me escuchas?”. Tu responderás: “La verdad es que no, te estaba mirando los ojos y me he quedado embobado… son preciosos. Perdoname, ¿qué me decías?”
· Pregúntale: “A ti te gustan los chicos guapos, altos, fuertes, inteligentes, sensibles y fieles?”. “Claro que si” va a responder. Tu le largas: “Tu a mí también me gustas. ¿Cuándo nos casamos?”
· Método Stanislavski-Strasberg: A medida que avance la conversación, ve cogiéndola suavemente del brazo o de la cintura. Acércate a ella cuando te hable. Cuando tu le hables, acércate a su oído y roza suavemente su mejilla con la tuya al acercarte y al alejarte. Bésala en la mejilla de forma imprevista en cualquier momento. Ella te preguntará por qué lo has hecho ya la has llevado a tu terreno: ahora disparas a bocajarro. Cuando hayáis intimado un poco cógela de la mano, acaríciale el pelo, HAZ ALGO COÑO!!! que no tenemos toda la noche…
El Comité revisor recomienda la segunda y última técnica de las aquí citadas.

APÉNDICES E, F y G.

E. COROLARIO FINAL:

Son casi todas unas putas, tu eres un puto y un borracho de mierda, y como no te cace una buena chica, vas a acabar muy mal. ¡Que te jodan, perdido!

F. LO QUE NO HAY QUE HACER:

La lista es interminable. Les remitimos al excelente libro del Doctor Martínez “Mis técnicas de caza en Lloret” Editorial El Burro.

G. AGRADECIMIENTOS:

A todos los miembros del comité, a los señores Justerini y Brooks (por gentileza de la firma J&B), al Coronel Gordon’s (ya retirado), y a todas las pobres conejitas que nos han ayudado involuntariamente en la realización de este manual de campaña.

Nota Final del Comité Directivo: Rogamos algún conocedor del “Braille” transcriba este manual para que los soldados invidentes puedan estudiarlo punto por punto.

REVISIÓN 2007 AL MANUAL DE LOS CUERPOS DE ÉLITE.

Esta revisión está realizada para la mejor adaptación a la actualidad de nuestro querido Manual de Campaña. Tras varios años de intensas pruebas, experimentos y nuevas misiones, el resultado que hemos conseguido ha sido el que sigue.
Definición de la estrategia
Lo primero es definir nuestro rol. Podemos adoptar diversas posturas (siempre con el fin último de llegar a la postura del romano)
Postura 1
Somos una persona sensible y tímida que lo único que busca es un alma gemela que haga mas llevadera esta triste vida (es una mera coincidencia que, en el caso que nos compete, lleve bragas y sujetador, así como que mirarla nos produzca sucios pensamientos lascivos) ojo!!!, muy importante que ella piense que eres inofensivo sexualmente hablando, para poder pillarla desprevenida. La necesidad de este matiz se hace especialmente evidente si te pega un corte de inmediato / casi inmediato (que mala suerte ha tenido de perderse al hombre de su vida). Hágase notar que así, aún en caso de haber perdido una batalla, nuestro orgullo quedará intacto ante la siguiente batalla… digamos a los 5 minutos. Lo importante es la intendencia, que nunca falten suministros…
Postura 2
No empezar tan fuerte. La versión 1 del manual recomienda hacer ver que te has enamorado al ver a la bella joven nada más verla. Pero eso tiene sus inconvenientes: Una alternativa interesante es hacer ver como que estamos haciendo amigas, ampliando nuestro circulo social, sin excluir llegar a más, pero sin ponerlo como único fin.
Para hacer las mentiras más verosímiles, se supone que uno no debe enamorarse al primer golpe de vista, sino tras transcurrido un tiempo prudente. Por ejemplo tras 20 minutos de buen rollito.

Nota del Comité: nunca olvides que somos también espías infiltrados además de Soldados de Élite.

Cuestiones preliminares
En primer lugar es preciso establecer nuestros objetivos, dependerán de la situación bélica. Empecemos por concretar que entendemos por entornos convencionales: ¿Estamos en nuestra propia ciudad? ¿O de veraneo en cualquier localidad costera? (el resto de los casos, pongamos por ejemplo estar de safari fotográfico en la carretera Matalascañas-Madrid, quedarán fuera de nuestro estudio). El primer caso (ciudad propia) lo consideramos perfectamente tratado en nuestra Biblia: El manual de Campaña de los Cuerpos de Élite. Solamente os daremos un consejo, por favor, ni se os ocurra usar la frase “oye, tu no estudiarás en …..”, por que nos arriesgamos a ganarnos un corte con PUES NO!!!!!!!. Ahora entraremos en materia en el segundo caso, una localidad costera. Hay múltiples maneras de abordar a una futura “amiga”(véase más arriba el porque de esta manera de hablar) , citaremos unos cuantos:

1) “¿Eres de por aquí?”: Método directo que nos delatará inmediatamente, la sujeto rápidamente se dará cuenta que tienes la picha tiesa, que estas en celo, que pareces uno de esos bichos que solo fornican una vez al año y que ese es el día, que… (bueno, creo que ya hemos descrito suficientemente la situación no?) y que lo que quieres es sucio fornicio. Podrán ocurrir dos cosas : La primera, en un 10 % de las ocasiones, te dirá que no y bla bla bla… como verás ella da a entender que quiere guerra y tu única misión será dársela; lo mas probable, no obstante, será que te largue un “Y a ti que te importa” que te deje seco, pero recuerda, en mi pueblo se dice que quien no se moja el culo no coge truchas… Una traducción a esta entrada sería : “Eres de por aquí?” = “Como seguramente no vives aquí, si quieres te acompañaré a visitar mi patrimonio de la humanidad particular”. Este es el conocido método X.Kastrovich.

2) “Oye, perdona, conoces algún bar interesante, es que es que acabo de llegar y ando perdido…”. Recomendamos encarecidamente esta entrada por varias razones. Primera, si vemos predisposición por parte de nuestra futura amiga, podremos hablar de muchos temas: ej. tiempo que llevan allí, música que escuchan, si paran mucho por ese bar (esta parte es muuuuy interesante)
[Señalar a su vez que toda conversación que tengamos con ella tiene un único y claro objetivo : que conozca al señor “Decker”, si el comité tuviese noticias de conversaciones que dieran lugar a futuros compromisos nos disponemos a la posibilidad de suspender cautelarmente o incluso definitivamente la pertenencia a nuestras gloriosas Divisiones.].
Una segunda razón, y no por ello menos importante es que esconde nuestros sucios objetivos, nos mostramos ingenuos, sin ninguna maldad aparente…
Pasaremos ahora a otra parte del tema… No es igual aquel que tenga “novia” y solo busque adornar la frente de su amada, que quien sea libre como un anuncio de Amena. En el segundo caso tal vez queramos incluso pedir el número de teléfono de nuestra potencial amiga (siempre teniendo en cuenta que esto conlleva una serie de peligros tales como el encoñamiento, por ello solamente recomendamos pedir el teléfono en caso de que la susodicha sea realmente una peazo pivi del copón). Si ya tenemos novia, sólo le pediremos el número si está mejor que la “legítima”. En caso de empate, debemos recomendar la fidelidad. (Malo conocido….)

Elección de objetivos
En primer lugar bauticemos un concepto que en el manual se apuntaba como “el scaner”. Sea el “E.G.S”. Estimación Global Subjetiva. Es la puntuación global que el scaner le da a la muchacha en cuestión. Inevitablemente es subjetivo, pero hemos de procurar minimizar esta subjetividad. No olvidar el Algoritmo de Justerini & Brooks.(Véase Anexo I, Cálculo Pillatesimal).
Un algoritmo que creo necesario dar a conocer al mundo, es el algoritmo de Frikitowski:
Si una tía a la que estas achuchando no ha visto “Mazinger Z” o, en el peor de los casos, su reposición, independientemente de la puntuación obtenida por el E.G.S, deberá ser rechazada.
Explicación: Probablemente será una cría => no te comerás con ella mas que cuatro besitos => Llegarás a casa mas caliente de lo que saliste.
Quisiéramos señalar que a pesar de provocar los mismos síntomas en la vuelta a casa, la sujeto que rechazamos y una calientapollas, hay una clara diferencia entre ambas : la primera, por falta de conocimientos y de unas estúpidas reglas morales que solo las tías de 15 años conocen (por mucho que hemos tratado de entenderlas, con arriesgados viajes a los locales de moda para quinceañeras, no hemos sido ni tan siquiera capaces de esbozarlas por encima) en cambio, las segundas, son debidas, simplemente, a que son unas HIJAS DE PUTA.

Regla del achuchador consciente a la par que optimista:
Es importante elegir adecuadamente los objetivos, sólo chatis cuyo E.G.S esté dentro de determinado rango, si lo intentamos con tías de un nivel muy alto, estamos perdiendo el tiempo. Si son muy butrules, tenemos unas indudables pérdidas en coste de oportunidad, aunque por otro lado, sean probablemente estas la que con mas entusiasmo se tomen la tarea de satisfacerte.
NOTA ACLARATIVA: El soldado novato en nuestro ejército estará pensando en estos momentos : “los que escriben esto son unos marranos”, nada mas lejos de la realidad, pero con el paso de los años nos hemos dado cuenta de la existencia de la curva de “Mass-Butrul”, en la cual el grado de complacencia de una mujer crece proporcionalmente a lo butrul que sea. Recordar que esta curva deja de ser continua en un punto, conocido como el punto de “La que siempre esta con otro”. En resumen, que cuanto mas butrul sea una tía, mas caña te dará; cuanto mas bonita menos te dará, por la discontinuidad que he mencionado no te preocupes… siempre le va a pasar a otro.
Para el límite superior proponemos la siguiente norma: Sumarle un punto al E.G.S de nuestro mayor logro.
Ejemplo: Si lo mejor que nos hemos pillado nunca fue de 7, no pecar de empalmado y perder el tiempo con toda aquella que pase de 8.
Esta norma es prudente, y tampoco muy castrante: Poco a poco podremos ir poniendo nuestro límite hasta el 9.95 (La mujer 10 no existe, y si existe, seguro que ya está pillada)
Para el límite inferior… Mi querido amigo, eso depende de tu estómago, de tu tasa de sangre en el alcohol, de la hora de la madrugada, del tiempo que lleves a dos velas, de los éxitos de tu división de Cuerpos de Élite… Una de las máximas de un buen pillador es “No hay mujer fea, sino copas de menos”, si ves que todavía no le dabas gas a la susodicha por que tu estómago aún no te lo permite, corre rápido y veloz a por otro gin-tonic (o los que fueran necesarios hasta eliminar tus contraproducentes escrúpulos) seguramente ya serás capaz. Esta máxima suele ser recomendable a partir de las 6, cuando nuestra erección ya nos impide caminar con naturalidad.

Landa de un local
El entorno es importante. Sea landa = nº de pililas / nº de conejitos. Si es elevado, (Vulgo: Mucha polla), busca otros pastos. Puede ser el garito de al lado. Este coeficiente puede ser ignorado momentáneamente si existe una necesidad de nutrición, usease, que las copas estén la ostia de baratas.

Nivel de sangre en las venas
Sí, unos copazos aumentarán tu sociabilidad y disculparán parcialmente tu atrevimiento. Pero muchoo ojito con pasarse. A nadie le gustan los borrachos, o al menos los MUY borrachos. (Quien haya visto “Leaving Las Vegas” que lo olvide. Elizabeth Sue no existe, si ya se que es duro, pero tambien lo fue cuando te dijeron que Papa Noel no existía. “Leaving Las Vegas” ha sido el sueño de todo hombre que se precie, pero al igual que cuando eras niño, solo nos han vendido humo.)
El lector se preguntará cuando es el momento de parar. Bien, es ahora el momento de mostrarles la tabla de efectos secundarios:
Número copas Síntomas Situación
1 – 4 Aun te fijas en su nariz grande. Vete a por un par de copas mas
4 – 7 Te das cuenta que le dabas cera a 3 de cada 5 Estas en el buen camino
7-10 Je… le das hasta el agujero de la taza del water Tío, que necesitao andas…
Mas… Perdida de la verticalidad, tus manos se agarran a todo culo femenino en 10 metros a la redonda… Ha acabado tu noche, tío, mejor pírate a casa.

Ley de las visuales engañosas
Si parece que una chica mira hacia ti (o al menos hacia tu grupo) con ojos libidinosos, sé cauto. (Una metedura de gamba suponiendo victoria clara puede ser muy frustrante). Cerciórate. Traza la visual, una línea recta imaginaria entre ella y tú, y comprueba si dentro de la línea, o en las inmediaciones hay otro pavo que esté mejor que tú y que sea el verdadero objeto de sus miradas. El problema en si no es el corte que te pueda dar, sino las ilusiones que te has hecho previamente. En caso de que la mirada no vaya dirigida hacia el soldado y se gane el corte, la moral de la tropa puede quedar por los suelos.
ADVERTENCIA: Si esta mirada fuera dirigida a ti, procura disimular la erección que tienes!!!, aunque tu creas que es muy viril, inexplicablemente nuestras objeto de oscuro deseo no lo entienden como un ejemplo del amor que sientes por ellas.

Con ayuda de mis amigos
Achuchar lo que se dice achuchar es algo que, como hacer pis, nadie puede hacer por ti. (Dicho de otro modo: Camarón que no rema, se lo lleva la corriente, o algo así era..). Pero también es un trabajo en equipo. Es muy conveniente, si no imprescindible, la ayuda de tus compañeros. Evita escrupulosamente los piques entre vosotros (son malísimos, y ninguna chica lo merece). Pide ayuda de forma razonable y acostúmbrate a ser unos ratos Indurain, otros el mejor de los gregarios.
¿Labores del gregario? Una fundamental (aunque difícil, casi imposible): Neutralizar al murciélago. Y no solo los murciélagos: También sus amigas “normales”. Si entras a dos chicas, y con una parece haber muy buen rollito, es harto frecuente que la tuya te diga “Sí, pero es que no puedo dejar a mi amiga sola”. Para eso están tus colegas. Si trabajan al tiempo que tú, no solo pueden ganar etapas, también auparte. Aquí nace la madre de todas las encrucijadas: ¿Quien entretiene al BAT-FACTOR puro y duro (repito, al txungo, si es una “normal”… pues yo mismo !! : – )).
Insistimos: Se un buen gregario cuando te toque.

Cardinalidad de los conjuntos
Establezcamos que N es el número de ansiosos jóvenes del equipo, M el número de bellas (más o menos) muchachas. ¿Cuáles serán los números más adecuados?
Las divisiones demasiado numerosas no son deseables. Si sois muchos, dividiros en comandos más reducidos.

Valores de N.
N= 2 puede ser bastante ágil. El problema es que si uno tiene éxito, el otro queda colgado.
N=3 es probablemente el número óptimo.
N= 4 empieza a ser multitud.

Tampoco es bueno que ellas sean muchas. Fíjate que si todos tienen que presentarse a todos, el número de “presentaciones” es de N x M Si M es alto, no está en nuestras manos corregirlo. Una alternativa es atacar a las que se descuiden y se alejen de su grupo, esta practica, conocida como “la caza del coyote” tiene principalmente un riesgo, al acorralar a una, justamente en el momento en el que vas a entrar a matar, las hijas de puta de sus amigas le dirán “Nos vamos, ¿vienes?” (sí, la fatídica frase); en esta situación probablemente acabarás con una erección solo comparable al tamaño de las tetas de la camarera del bar en el que te encuentres en incursión bélica.

La hora de la verdad
El momento más difícil es el abordaje inicial. No hay fórmulas mágicas. Tú mismo. Procura no acojonarla demasiado. Este es el momento donde debes tener más presente el lema fundamental: “No pienses, que la cagas”.
Probablemente lo que digas de entrada sea lo de menos. Si le haces gracia, disculpará benignamente tus chorradas. Si NO le haces gracia (o tiene novio, o es lesbiana, o lo que sea), digas lo que digas, será inútil. Es en estos momentos cuando me salta a la cabeza la típica imagen del patán engominado hacia atrás que tiene suficiente dinero en el bolsillo como para comprar tu vida y que le dice no se cuantas sandeces a la diosa de turno mientras tu se las dices… en cambio, tu, que eres mucho mas guapo, sensible, inteligente, alto… te mira despectivamente.
En todo caso se desaconseja formalmente pedir un cigarrillo. Ella puede ser el oscuro objeto de tu deseo, quien sabe si, tal vez, toda una máquina sexual. Pero NO es una máquina de tabaco. El gorroneo no es buen comienzo.
Se empieza por el nombre. FUNDAMENTAL que lo recuerdes. Incluso de un día para otro. Hay pervertidos que llegan a apuntarlos. Aunque parezca mentira, es posible que no consigas tu (sucio) objetivo el primer día. Tranquilo. Tal vez en jornadas posteriores haya más suerte. Y para ello, recordar el nombre es un buen y conveniente punto de partida.

Bailoteo
Si tras el abordaje suena una música bailable y eres capaz de defenderte sin pisarla demasiado, puede estar bien. Pero lo de empezar directamente por sacarlas a bailar, aunque lo hicieran nuestros abuelos, seguramente no es muy buena idea. Por mucho que te guste Elvis Crespo, contente. Podrías caer en el error de hacer ver a la víctima de turno te aplicara el coeficiente de “Go-Go-Man”, por el cual la “amiga” a la que pretendes camelar te restaría 9 puntos inmediatamente a lo que su “E.G.S.” te dio (¿¿¿¿acaso creías que solo los tíos teníamos scaner????, tío, debes ser la ostia de ingenuo). Dicho coeficiente sería inmediatamente aplicado si la susodicha ve que bailas como si un ejército de abejas te picaran, esto provocaría inevitablemente la hilaridad de nuestra hipotética presa y con el consiguiente fracaso de nuestra misión.

Los fracasos
Hay que encajar los cortes con deportividad. Y naturalidad, a menos que seas un monstruo de esto (con lo cual no necesitas este manual), los fracasos serán mayoría. Ni se te ocurra responder alguna grosería. Vete discretamente con tu rabo entre las piernas a otra parte (otro local/ otro rincón del mismo local).
Pasaremos inmediatamente a estudiar los tipos de fracasos, mas comúnmente conocidos como :
Tipología de Boletos
Boleto Marrón
Como su mismo nombre indica este tipo de boleto se da cuando nuestra futurible amada reacciona con caras de ascos y/o muecas despectivas. Por fortuna no son muy frecuentes (a poco tacto que hayas tenido) Se te queda mirando como diciendo “no está hecha la miel para la boca del asno”. (Respuesta del chiste: “Te dije que si bailabas, no que me la chuparas”) Recuerda. Lo que no nos mata, nos hace más fuertes. Como dato anecdótico señalaremos que lo mas indignante del caso es que las individuas que mas se prodigan en este tipo de boletos suelen ser personajillas que no destacan precisamente por su belleza. Hay quien incluso diría que, como su condición de mujer implica, tampoco destacarán por su inteligencia.

Boleto Cortés
Consiste en que tras un rato generalmente breve de conversación impersonal, te dan puerta con alguna excusa. Es frecuente en este caso el socorrido bailoteo, es decir, la susodicha de repente, seguramente cansada de tu aliento “sponsored by DYC”, se pone a bailar con la amiga mas cercana. Es aquel con que el buen achuchador se encontrara mas a menudo, por lo cual le recomendamos que se acostumbre a éste y que no le importe a la hora de ir a picar, ya que lejos de ser considerado un mal rollo es simplemente un gaje del no poco duro oficio de achuchador.

Achuchamientus Interruptus
En pleno achuchamiento, se despide con una excusa. Se diferencia del caso anterior en que tu experiencia te dirá que la excusa parece cierta. Tiene que estar en casa a las 6, se va el Bus, su amiga tiene la única llave del piso…
Boleto “Saddam y sus tanques de cartón”
Está acompañada. Este es tal vez uno de los peores a los que todo soldado se podría enfrentar. Es tan simple como nuestra mentalidad mermada por los copazos previamente ingeridos. Señalaremos como dato anecdótico que no nos da ninguna pena del soldado que caiga aquí. Todo buen soldado debe darse cuenta previamente de si la posición está o no fortificada y además cuenta con artillería. Jodete, por aprendiz de Monty
Variante: El acompañante además es su marido. Pero va en plan enrollao, se queda unos metros detrás sin decir nada, te deja perder el tiempo un rato, puede para hacerse el liberal, puede que para que su mujer se siga considerando atractiva, o porque eso le ponga cachondo. Se puede seguir a ver si es que les va el rollo de tríos o así, pero lo prudente es desaparecer.
Boleto Murciélago
Tal vez sea el mas frustrante de todos, pues cuando todo parecía encarrilado, cuando ya estabamos dispuestos a apuntarnos otro rosco, viene la hija de puta de su amiga y suelta un lacónico “¿nos vamos ya?”, el cual obviamente echará por traste todos nuestros sucios pensamientos. Es muy habitual que la causa de este sea habitualmente debido a estar mal acompañados, es decir, tener como “compañero de escapada” a un mal gregario, ya sea por torpe o por exigente. Es que no es lo mismo tener de gregario a Valverde que a Chente García Acosta. No nos cansaremos de repetir, por activa y por pasiva, que seas un buen gregario muchacho, ya lo agradecerás cuando llegues a la cumbre.
Boleto del alcohólico
Este es prácticamente un “autoboleto”, y se consigue de la manera mas fácil que puedas imaginar. Se produce cuando hemos sobrepasado nuestra dosis normal de la mejor medicina del sábado noche, el “Desinibation-Drink” (usease, los kopazos); una vez sobrepasado el límite nos encontraremos con dos casos.
-Caso 1 : No seamos capaz de articular 2 palabras inteligiblemente.
-Caso 2 : Se nos note la cara de guarros a millas. El resultado es evidente…
Boleto Prometedor
(También llamado pre-metedor). La cosa va de fábula, pero simplemente ella no quiere enrollarse contigo el primer día. Cierto tiempo después la cosa puede acabar entre sábanas (de ahí el segundo nombre). Se dan casos de infelices que han acabado incluso delante del cura. Así que cuidadín, hay que saber cuando meterla y saber cuando sacarla.
Boleto del “Te conozco, calamar”
Por la mente de ella pasan el 80% de las siguiente ideas: “Vale que te hayas enrollado el otro día conmigo, vale que no me hayas llamado/pedido el teléfono, de acuerdo con que cuando te he visto siempre estabas con otra/atacando a otra y me digas simplemente “hola”. Pero porque hoy sea tu último recurso, no me la vuelves a dar. El hombre único animal que tropieza dos veces, pero yo soy una mujer ¿no me ves el canalillo? ¿Te piensas que me chupo el dedo? Para que te chupe otra cosa, tendrías que formalizar, y no te veo yo por la labor. Así que puerta”
Ante esto, dos alternativas:
a) Demostrar lo cínico que puedes llegar a ser si te lo propones.
b) Opción recomendada: Despedirse amablemente, fingiendo admirar su carácter. Siempre que la veas de nuevo, muéstrale la mejor de tus sonrisas, esperando la ocasión de encontrarla más tajada / más salida. El que guarda, siempre tiene.

Problema del piloto automático
Estás con unas tías. Te gusta una, pero hay otra que parece mucho más receptiva. Y además, no está demasiado podrida. Quien te va a dar conversación es esta segunda. Si ya tienes cierto grado en el oficio, va a dispararse el piloto automático: Uno achucha sin pensar, sin pretenderlo. A poco pie que te de, puedes haber hecho trizas tus posibilidades con la que te gustaba realmente.

Nota del Alto Mando

Achuchador Multiusuario
Jugar a dos barajas
Andar con dos chicas al tiempo. (Sin que ellas lo sepan, se entiende. Para los “menage a trois” y tríos lesbo, confórmate con el Plus o vete de putas si te va ese rollo y tu billetera lo aguanta.)
Jugar a dos barajas en la misma mesa
Las dos chicas son amigas. Tiene mucho mérito, ademes, es imprescindible la colaboración de una de ellas.
Jugar a tres barajas
Tontear de forma más o menos “estable” y “simultanea” con 3 chicas. Si alguna vive en una ciudad distinta, puede hacerse. Pero ¿crees que merece la pena? Exige demasiado esfuerzo. En la vida hay más cosas que las mujeres (pocas, pero haberlas hailas, dicen).
Recuerda a Javier Bardém en “Huevos de Oro”. Quería dos de todo, pero se conformaba con dos. ¿O vas a ser tú más chulito que el Bardém? Además, que puedas estar con tres, pudiera ser. Pero no me hagas creer encima que las tres estén buenas.

TRY AGAIN
Hay una regla obvia: Cuantas más veces tires el dado, más fácil es que salga un 5. No desanimarse. Como dice en las tapas de los yogures, “sigue rascando, hay miles de premios”. Pero cuidado, si te ven que disparas contra todo lo que se mueve, no es buena cosa. A nadie le gusta ser segundo plato. (O tercero, o cuarto, o quinto…).

Reflexión del ALTO MANDO : Nótese que nosotros no le damos tanta importancia a estas cosas, si ves una tía que ha estado hablando con la de dios de pavos y ves que te elige a ti… te sientes el hombre mas afortunado de la tierra (valeeeeeeeeeeeeeee, ya se que eso no va a ocurrir, que es quimera, pero estoy hablando hipotéticamente cojones!!!!) pero si es al revés, si tu has estado hablando con varias “amiguitas”, ni de blas le pasará a ella lo mismo… esto os hará una idea del tipo de seres retorcidos a los que nos enfrentamos, su mente es probablemente lo mas perverso del mundo.

El ataque del aguilucho
(PRECAUCION: mientras se este alcoholizado, peligro de guantazo).
En medio de la conversación moderadamente prometedora, abalanzarse con un ágil movimiento de cuello sobre la mujer en cuestión. La sorpresa puede jugar a nuestro favor. El problema es que es una maniobra de elevado riesgo. Si falla, podemos quedar como Monty en Arnhem.
Nota del Alto Mando: Monty , en realidad te adoramos!!!

Una alternativa (muy usada) es hacer el “aguilucho ralentizado”. Acercar el morro pero despacio, de tal forma que si te esquiva la situación no resulte demasiado embarazosa. (Suponiendo que a esas horas seas capaz de comprender el significado de la palabra)

APENDICE I.
ESTUDIO ANTROPOLOGICO DEL “HOMO NASARENSIS”. (kizir, del que tira la nasa)
Bien, creemos justo que después de haber tipificado a todas nuestras amiguitas, creemos justo tratar de hacer un pequeño estudio de nosotros, los homo nasarensis. Empezaremos pues con una pequeña introducción.
Intentar arrimar cebolleta es viejo como el mundo. Los paleontólogos nos hablan de la “ameba achuchadora”, el terror del pleistoceno. Lo malo es que entonces la reproducción era asexual, con lo que te podías encontrar de mariconeo a la mínima, un peligro.
Como cuenta el Sr. Darwin, los seres se especializan para sobrevivir. Centrémonos en el homo nasarensis, peligroso depredador especializado ( y de que manera) en los fines de semana. Para ello ha ido desarrollando ciertos instintos y adquiriendo ciertos hábitos; vemos como se advierte un cierto instinto de conservación (para olvidar los boletos, este entrañable ser recurre a un kopazo más), también tiene una facilidad innata para seguir probando y probando hasta el éxito (olvidando una y otra vez los fracasos), logrando con ello la supervivencia (la cual, en esta sociedad de hijas de puta, es bien pero que bien difícil).
Obvia decir que el hábitat natural del homo nasarensis ha sido, y será por siempre, los lugares petados de “amiguitas” (vulgarmente conocidos como “baretos”). Como consecuencia inmediata de esta evolución se ha ido produciendo la desaparición de los auténticos y genuinos nasarensis diurnos, quedando tan solo unos pocos nasarensis que se dediquen a tan peligroso oficio. Como dieta, este homínido tiene un predilección por el DYC (en su defecto el Eristoff), pero según nos llegan noticias, debido a su facilidad para adaptarse a todo hábitat, por difícil que este sea, llega a ingerir cosas tan sórdidas como ginebra o, en alguno de los casos realmente sórdidos, tubos de tequila en dos tragos!!! Como la posible lectora habrá observado, este es un ser entrañable, por lo tanto, si te topas con uno de ellos, mímalo, ya lo sabes, el tambien lo haría por tí.
TIPOLOGIA DE “HOMO NASARENSIS”.
Nasarensis Bragas
(también conocido como achuchador cobarde). Este es un achuchador que pierde horas y horas con la misma presa sin decidirse a dar el “hachazo al pelotón” de manera definida, el principal problema es que mientras este homínido achucha (si se puede decir que esa marikonada sea un lanzamiento de nasa), se pierden potenciales amiguitas en el bar. Este es un animal nocturno, con lo cual nótese la diferencia con el nasarensis diurno.
Nasarensis Parásito
Este es de los peores. El ritual de caza de este homínido consiste en esperar a que mientras que otro compañero realice un trabajo de desgaste, y cuando este se retire a satisfacer una necesidad (tal y como nutrirse), el Parásito procederá a intentar quitarle la presa a su compañero de fatigas. El comité condena este comportamiento, y advierte que podría tomar medidas drásticas tales como la retirada de la Pertenencia a los Cuerpos de Élite.
Nasarensis Nasado
a) Nasarensis heterosexual: Este, mis queridos soldados, es uno de los mas espeluznantes momentos en la vida de un homínido. Como su nombre bien indica, este ser es el homínido normal, pero cuando es entrado por una amiguita!!! (si, se que es escaso este espécimen, pero como las meigas, haberlos, hailos). Aquí, un achuchador, al igual que un cervatillo asustado por las luces de un coche que sin lugar a dudas los atropellará, se transforma en un “Nasarensis Mariquita”, o, incluso en un “Mariquita” a secas. Este ser tiene doble delito cuando las futuribles estan wenas… Como efectos secundarios, el homínido suele tener dolor de cabeza tras ser achuchado por alguna amiguita que este rica… (últimos estudios médicos, ayudados por las más altas tecnologías apuntan que la posible causa de este dolor de cabeza son los cabezazos que se da contra la pared mas cercana a la vez que repite monótona y enfermizamente “soy un marikita, soy un marikita…”)
b) Achuche homosesuarl. En este caso lo de mariquita, es literal. Vamos, que te entra un pavo. Si no te ha pasado, te pasará. En primer lugar, que no cunda el pánico, no hay por qué avergonzarse: Los gays tienen más o menos los mismos gustos que las tías. Simplemente le das un rápido boleto tan firme como cortés, aproximando las nalgas a una pared, bien la más próxima, bien la del otro extremo del local, y aquí no ha pasado nada. También tienen derecho a probar, animalicos. Eso sí, no les tengan pena que seguro que pillan muuuucho más que tú.
Nasarensis Diurno
Este sin duda es el “homínido” en estado puro. Su celo en el trabajo hace que incluso llegue a picar sin la mas elemental de las ayudas… algo de alcohol en las venas así como protegido por la noche. Su hábitat natural suelen ser bibliotecas así como “bares” (obsérvese la diferencia entre baretos y bares, este segundo también es conocido como cafeterías). El principal riesgo a que se enfrenta este magnifico ejemplar es sin lugar a ninguna duda, al boleto desagradable, pues las ya mencionadas falta de seguridad pueden producir un peligroso bajón en la autoestima de este homínido.
Nasarensis Camaleónico
Este sucio ejemplar se caracteriza por tan solo importarle el éxito y llega a cosas tan sucias como hacerse pasar por amigo de la futurible para lograr sus sucios propósitos.
¡Muchacho, estamos orgullosos de ti!.

Con nuestros más sinceros deseos de que esta revisión
sea un complemento ideal para nuestro Manual de Campaña
y nunca más se vuelva a producir más bajas innecesarias…

Anuncios
Categorías: Caralladas | 6 comentarios

Navegador de artículos

6 pensamientos en “Manual de Campaña para fuerzas de élite.

  1. icscipio

    Ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja!!!!!!!!!!!!!!

    Que mítico!!! Mitiquísimo del todo!!!! Una puñetera Biblia pero sin chorradas, directo al grano. Esto sí qu es un manual y no la chorrada esa del Culio en la que te pasas un día entero sin beber (ni mojar) para saber si la cosa está bien…

    Vivan los águilas y los buitres…!!! Muerte a los palomos!!!

  2. Aquiles

    A Icscipio:

    mamón

  3. icscipio

    Vaya, Sergio, tienes fans… SE-DUC-TOR!! UH-OH!!!

  4. sejrazo

    jiajai
    dudáblao?

  5. sejrazo

    jiajai
    dudábalo?

  6. icscipio

    Yo no dudablo de ti, meu! juasjuas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: